El domingo 12 de septiembre iniciaba como un día de grandes ilusiones para la historia de la MLB, día en que en su transcurso el estelar lanzador de Los Ángeles DodgersMax Scherzer alcanzaría los 3,000 ponches en su carrera.

El tres veces ganador del Cy Young en la MLB, llegó al domingo con 2,994 chocolates en su conteo histórico, quien estaría a la vista de 56,000 mil aficionados comiendo y bebiendo en el Dodger Stadium, a la espera del sonido de la mascota con el ponche número 3,000, adornando los 14 años de carrera para quien ya es un histórico lanzador.

Max Scherzer tenía como meta solo seis ponches hasta el hito en la jornada dominical de MLB, donde enfrentaría los bates de los Padres de San Diego. El primero de estos ponches fue Trent Grisham en la primera entrada, seguido de Fernando Tatis Jr., Eric Hosmer y Tommy Pham en el segundo episodio.

El quinto ponche en la tarde llegaría en la tercera entrada contra Wil Myers, aferrándose a la legítima marca de los 3,000 ponches luego de ver abanicar a Eric Hosmer un cambio con velocidad de 88 millas por horas.

Mientras el bate llegaba hasta la espalda de Hosmer, la algarabía puso de cabeza toda la cuidad de Los Ángeles, con una lluvia de aplausos por toda la multitud desde las graderías y todo el personal y jugadores de los Dodgers desde la cueva del equipo, en honor al miembro 19 del club de los 3,000 ponches en la historia de Grandes Ligas.