La Champions League 2021-2022 está a nada de comenzar su fase de grupos e iniciar su recorrido que concluirá el 28 de mayo en San Petersburgo cuando se determine el nuevo campeón continental, título que defiende el Chelsea tras vencer a Manchester City en la final de este año.

Y para los equipos de LaLiga, es una buena oportunidad para recuperar un trono que, últimamente, sólo ha podido tener el Real Madrid con su triplete entre 2016 y 2018. De hecho, entre 2014 y 2018 los trofeos quedaron en España si se suman los títulos del Barcelona en 2015 y del mismo Real en 2014.

Justamente el Barcelona es el que arranca uno de las ediciones de Champions más complejas. Las modificaciones en su plantel, en la que la salida de Lionel Messi fue la más llamativa, dejan a un equipo catalán con muchas dudas debido a cómo responderá ante los grandes europeos.

El club culé comparte el Grupo E con Bayern Munich, Benfica y Dinamo de Kiev. Precisamente contra los alemanes debutará mañana como local, tratando de dejar atrás la goleada 8-2 del año pasado en cuartos de final que le propinó el conjunto bávaro.

El Real Madrid tendrá una dura tarea en el Grupo D que comparte con el Inter de Milán, el Shakhtar Donetsk y el Sheriff de Moldavia. Si bien es muy diferente a lo que le ocurre al Barcelona, el equipo capitalino también está en una reconstrucción del equipo tras la salida de Sergio Ramos y algunos valores más.

El equipo merengue quiere dejar todo listo para la segura llegada de Kylian Mbappe en el próximo verano y hacer un buen papel atraerá varias figuras más para acompañar al francés. Además, el Real últimamente tiene sus mejores rendimientos en las noches de Copa, por lo que soñar con una nueva consagración es posible. Debuta el miércoles visitando al Inter.

Otro candidato es el Atlético Madrid, último campeón de LaLiga. El equipo colchonero tiene uno de los mejores equipos del país y de Europa, por lo queaspirar al máximo título continental es casi una obligación, tras llegar a dos finales en los últimos años, ambas perdidas ante el Real.

Con la llegada de Antoine Griezmann, más la presencia de Luis Suárez y el resto de la base del equipo campeón, compartirá el Grupo B junto a Liverpool, Porto y Milan, en el verdadero "grupo de la muerte". El equipo de Simeone jugará el miércoles ante Porto como local.

Villarreal accedió a la competición tras ganar la Europa League en una verdadera hazaña. El equipo amarillo integra el Grupo F junto a Manchester United (justamente su rival en la final de la Europa League), Atalanta y Young Boys.

Con su debut de mañana como local ante los italianos, buscará igualar su participación en la Champions League de 2006 en la que llegó a semifinales, cayendo ante el Arsenal inglés. Esa serie es recordada por el fatídico penalti que desperdició Juan Román Riquelme sobre la hora que, de haberlo convertido, mandaba el encuentro a tiempo extra.

Por último, un habitué de la Champions es el Sevilla. El máximo ganador de la Europa League jugará la máxima competición europea en el Grupo G, uno de los más accesibles, junto a Lille, Wolfsburgo y Salzburgo.

El equipo sevillano tiene la posibilidad de superar la actuación de 2018 en la que llegó a cuartos de final, cuando fue eliminado por el Bayern Munich alemán por un global de 2-1, iniciando su travesía como local ante el Salzburgo