07 septiembre 2021

Formación y desarrollo de los jugadores

 Listin Diario

El Deporte martes, 07 de septiembre de 2021
  • Formación y desarrollo de los jugadores

Llega la información de la contratación en la liga EBA en España del veterano centro y delantero de poder José Cabrera, de 37 años.

La EBA tal vez sea un circuito de cuarta o quinta categoría en ese país, pero no deja de ser llamativo. Y recuerda que, un día hace tiempo, Cabrera fue un proyecto de selección nacional. Tal vez estaba muy mayor, había salido del béisbol luego de una lesión en el brazo de lanzar o simplemente no tenía las suficientes habilidades para el deporte del aro y el balón.

Es un caso particular, pero podemos recordar muchos que se quedaron en el camino, como Sandro Encarnación, de San Juan de la Maguana, de 6-9 de estatura y gran fortaleza. Pero no fue estimulado lo suficiente o cambió de opinión y encontró más lucrativo dedicarse a la mecánica en su ciudad natal.

Lo importante aquí es cómo, quiénes y dónde se está enseñando a jugar el baloncesto en el país. Hay muchas personas e instituciones dedicadas, sobre todo, en la iniciación como son los casos de los exjugadores Vinicio Muñoz y Belkis Aquino, esta última con la ayuda de su esposo Saturnino Martínez (Moñoño).

Yerkin Figueroa (El Carro) hace un buen trabajo con las niñas en el club Rafael Barias, toda una institución en el basket distrital, al igual que el club Mauricio Báez que tiene al baloncesto como una de sus puntas de lanza.

Héctor Báez hizo un gran trabajo antes de partir en La Romana que ha sido continuado por Pedro Maldonado y Kelly Horford. En Hato Mayor, la escuela de Ricardo Barceló ha dado muchos frutos, sobre todo en el femenino. Melvin López y David Díaz también han incursionado con sus escuelas en La Vega y San Francisco de Macorís, respectivamente. Y existen muchas otras.

Ahora llega la Liga de Desarrollo que pretende dar cabida a una serie de jóvenes que han pasado la edad juvenil, pero no cuentan todavía con las destrezas o experiencia para ver acción en los torneos superiores o en la liga profesional. Todos son buenos esfuerzos, pero siempre se puede hacer más.

Se está jugando mucho baloncesto, cosa que se pedía a gritos. El dominicano tiene un talento natural para ese deporte. Sin embargo todavía falta trabajo por hacer, sobre todo a la hora de que los muchachos practiquen más para superar sus puntos débiles. Estamos caminando. Esperamos que pronto podamos correr.