07 septiembre 2021

Servio Tulio vs Jottin Cury David: El acuerdo de preautorización entre EE.UU y República Dominicana

 “Nosotros tenemos una relación única con los Estados Unidos. Por eso es que yo estoy diciendo que ese es un acuerdo de cooperación” de los Estados Unidos con la República Dominicana, dijo Servio Tulio Castaños Guzmán

Tribunal Constitucional.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los abogados y especialistas Olivo Rodríguez Huertas y Servio Tulio Castaños, junto a los magistrados eméritos del Tribunal Constitucional Jottin Cury, Wilson Gómez y Katia Miguelina Jiménez, expresaron puntos de vista diferentes sobre el tema de la preautorización, en conversaciones que sostuvieron en diferentes momentos con Acento. La magistrada Leyda Margarita Piña, emérita también, firmó el documento de advertencia contra el preclearance, pero no concedió entrevista.

Aunque controversial porque lleva casi cinco años en un tira y hala en el Tribunal Constitucional, no ha sido analizado en detalle por los medios de comunicación, ni sus protagonistas han querido realizar declaraciones, al margen de las cartas ya referidas por este diario o declaraciones superficiales que se han hecho a determinados periodistas.

Servio Tulio Castaños Guzmán, vicepresidente ejecutivo de Finjus

La Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), a través de su vicepresidente ejecutivo, Servio Tulio Castaños Guzmán, aceptó conversar con Acento sobre la temática, porque la considera positiva, pero sin haber profundizado en los detalles del acuerdo.

Castaños Guzmán dice que respeta y valora a los cuatro magistrados que han sostenido críticas al acuerdo de preautorización, pero rechaza de forma absoluta sus criterios.

La versión de Servio Tulio contra los mitos que se han creado

Para desmontar mitos, dijo, lo primero que hay que observar son los antecedentes de ese acuerdo. Explicó que la decisión del Tribunal Constitucional rechazando el acuerdo con la embajada de los Estados Unidos (Sentencia TC 0315/15), para ofrecer protección a funcionarios de la embajada de los Estados Unidos, motivó al gobierno a crear una comisión de juristas para blindar los nuevos acuerdos.

Dijo que para evitar otro rechazo el gobierno firmó el acuerdo de preautorización luego de que una comisión de juristas lo revisara. Entre los comisionados estaban Flavio Darío Espinal, César Dargan, Olivo Rodríguez Huertas y Nassef Perdomo, “cualquiera de ellos puede ser perfectamente presidente del Tribunal Constitucional”.

Aclaró que quien procura el acuerdo de prechequeo es el Estado Dominicano y no el Grupo Puntacana, porque el anterior gobierno tuvo la política de captar 10 millones de turistas por año, y la mayoría de esos turistas proviene de los Estados Unidos.

Dijo que a los turistas norteamericanos se les presentan situaciones de verse obligados a volar desde pequeñas poblaciones a ciudades como Nueva York o Miami, para poder viajar a República Dominicana. Y lo mismo les ocurre con el regreso. Con el acuerdo, informó, se resuelve esa dificultad, porque los viajeros podrían viajar desde pequeños aeropuertos directamente hacia Dominicana, como vuelo local, y a la vuelta sería igual, sin tener que acudir a un hub como Nueva York o Miami.

Explicó que en Estados Unidos habría 56 aeropuertos que podrían valor a la República Dominicana, y que para firmar como se hizo en diciembre de 2016, “se hizo un estudio de factibilidad”.

Sobre el anexo que contiene el acuerdo, y que trata bilateralmente el manejo de los refugiados, Servio Tulio dijo que no es violatorio de la soberanía como denuncian los jueces eméritos. “Lo primero es que todos los acuerdos tienen anexos, y ese anexo no viola la soberanía dominicana, porque lo que contiene el anexo es exactamente lo mismo que dice la convención internacional sobre refugiados de la que somos parte desde 1978”, dijo el vicepresidente de Finjus.

RD tiene la relación más sólida con Estados Unidos

Valoró como especial la relación de Estados Unidos con la República Dominicana, y la diferenció de la que tiene con España o con Corea del Sur. “Nosotros tenemos en EE.UU más de tres millones de dominicanos”.

Dijo que lo más beneficioso del acuerdo es que las autoridades norteamericanas, como tienen más recursos, información y tecnología, podrán determinar si hay terroristas o personas indeseadas para ese país que estén en la República Dominicana, le entreguen la información a las autoridades para que esa persona pueda ser apresada en el país. “Esa es una gran ventaja para la República Dominicana”, dijo el vicepresidente de Finjus.

Dijo que hay un estudio sobre el aumento de pasajeros en los lugares donde se aplica el prechequeo. Aunque no tenía con él el estudio, reveló que el aumento de pasajeros era de un 40 y a veces hasta de un 50% en relación con los lugares que carecen del acuerdo.

Dijo que si hay desventajas para los aeropuertos no incluidos en el acuerdo, tomando el documento firmado, “lo que debieran hacer es solicitar a las autoridades norteamericanas que los incluyan en el acuerdo”.

Se le informó que desde el 2014 los aeropuertos de Aerodom y de La Romana hicieron solicitudes de ser incluidos, sin respuesta de los Estados Unidos. “Imagínate tú, eso habría que Preguntárselo a los Estados Unidos”, respondió. “Nosotros tenemos una relación única con los Estados Unidos. Por eso es que yo estoy diciendo que ese es un acuerdo de cooperación” de los Estados Unidos con la República Dominicana, dijo.

Dijo que no le toca a la República Dominicana decidir quién entra en los Estados Unidos, sino decidir quién sale de nuestro territorio. No cree que haya ninguna cesión de soberanía, como han dicho los cuatro jueces que salieron del Tribunal Constitucional.

No cedemos nada a cambio del acuerdo

“Nosotros no estamos cediendo nada. Y no estamos cediendo nada por una sencilla razón: porque esos espacios están dentro de un aeropuerto administrado por autoridades dominicanas, en donde todos los requisitos para salir se van a tener que cumplir antes del prechequeo. Si hay algún problema, lo van a resolver las autoridades dominicanas. ¿Qué es lo que estamos cediendo?” dijo y se preguntó Servio Tulio Castaños Guzmán.

“Lo que se está creando, entiendo yo, es un mecanismo que a fin de cuentas beneficia a este país. Ojalá y que el AILA solicite y se le apruebe inmediatamente”. Para el abogado, aquí se ha querido confundir los espacios que se están reservando a las autoridades norteamericanas como si fuera un espacio parecido al que tienen los consulados. Muy lejos de la realidad, según él.

Jottin Cury dice que entregamos todo a cambio de nada

Consultado sobre estos temas, Jottin Cury David, juez emérito del Tribunal Constitucional sino que el acuerdo vulnera la Constitución Dominicana en sus artículos 3, 6 y el 252, pero también viola la Convención de Viena en su artículo 53, que obliga a los Estados a guardar cierta reciprocidad en sus relaciones y pactos. Ese artículo declara nulas aquellas convenciones que lesionen las normas del derecho internacional público, como es cuando se refiere al principio de autodeterminación. Las relaciones internacionales serían ilusorias si no existiera ese artículo de reciprocidad.

Para Cury es lo que se da con este acuerdo, un país poderoso con un país pequeño, en la práctica lo obliga a hacer una cesión unilateral de soberanía, en violación de la carta de las Naciones Unidas.

Jottin Cury David, juez emérito del Tribunal Constitucional

Ellos estarían expandiendo sus fronteras hacia nosotros para resguardarse del terrorismo y de personas indeseables, para que no penetren a su territorio, pero está violentando la soberanía dominicano, porque estaríamos permitiendo que agentes de Estados Unidos vengan a hacerse cargo de los procesos de migración y aduanas en nuestro país. Nosotros tendríamos que cargar con los gastos de eso, dijo.

La soberanía es ejercer la autoridad dentro de un espacio físico concreto, y en este caso nosotros estaríamos permitiendo que Estados Unidos venga a nuestro territorio a ejercer su autoridad. En este caso el acuerdo iniciaría por Punta Cana pero se extendería a los demás aeropuertos que ellos admitan, si cumplieran las exigencias de Estados Unidos.

Los refugiados: el temas más grave, según Cury

Jottin Cury dijo que el tema más grave del acuerdo, y la razón principal por la que habría que rechazarlo, es el de los refugiados. “El acuerdo prevé que se designarían puntos de contactos entre ambos países. Y que nosotros tendríamos que consultar con los norteamericanos nuestra política de refugiados. Si ese acuerdo se hubiese aprobado, el presidente Abinader no hubiese podido enviar soldados a la frontera con Haití sin consultar a los norteamericanos”, cuando se decidió la llamada Operación Gavión, luego del asesinato del presidente Jovenel Moïse el 7 de julio pasado, según el jurista.

Luego de la aprobación de ese acuerdo, entraría en vigencia la tutela de nuestra soberanía por parte de los Estados Unidos, y en ese sentido es que cualquier movimiento de tropas hacia la frontera tendría que ser reportado y consensuado con los Estados Unidos.

Para Cury no hay ninguna relación entre una mayor cantidad de turistas y ese acuerdo. Dijo que en absoluto nuestra balanza comercial con Estados Unidos será cambiada como resultado de este acuerdo.

“Todos los días estamos viendo informaciones de que hay un aumento extraordinario de turistas en nuestro país. Ese acuerdo no tiene nada que ver con un aumento del turismo, porque el turismo aumenta de manera espontánea por sí solo, por lo que son nuestros recursos naturales, por la calidez del dominicano. Esa es la carnada, de que eso aumentaría el turismo. Yo me pregunto ¿dónde están los estudios que demuestren ese aumento del turismo?”, dijo Jottin Cury.

Punta Cana en el acuerdo de los dos Estados 

El emérito juez del TC dijo que desconoce las razones por las que el acuerdo inicia con el aeropuerto de Punta Cana, para luego extenderlos a los demás puntos de entrada y salida del país. Para él no es posible aplicar este acuerdo a través de ningún aeropuerto, y que República Dominicana haga lo que hicieron otros muchos países, como España y Corea, que rechazaron la propuesta de Estados Unidos precisamente por razones de soberanía. Dijo que en el caso de España fue considerado “un regalo envenenado”. “Yo entiendo lo mismo, aquí nosotros tenemos que rechazar ese acuerdo, máxime con el tema de los refugiados, reitero que es lo más grave, y además porque viola la soberanía en múltiples aspectos, y porque viola el precedente de la sentencia del TC 315/15”.

Declaró que los dominicanos no ganamos absolutamente nada firmando ese acuerdo, y que probablemente quien resultaría ganancioso sería Estados Unidos, que ha promovido la iniciativa y la ha entregado a diversos países.

Aeropuerto Internacional de Punta Cana

Advirtió que el TC quedaría muy mal y contravendría sus propias decisiones si aprobara el acuerdo, y que el Congreso Nacional quedaría igualmente mal parado en caso de darle validez a un acuerdo a todas luces contrario a la Constitución.

“Quedaría mal porque eso es lo que va a evidenciar una penosa subordinación de una etapa colonialista felizmente superada. Entonces para qué somos República Dominicana. Vamos a quitarnos el nombre de República. Todos los vuelos domésticos, como en Puerto Rico, serían vuelos internos, y vamos a operar con un gobernador, y vamos ya a ceder nuestra soberanía. Por eso yo entiendo que eso no puede ser aprobado ni en el TC ni en el Congreso”, declaró Jottin Cury.

En el TC hubo discusiones y rechazos

Cury reveló que tan pronto llegó el acuerdo de prechequeo al TC, en 2017, hubo mucho rechazo, resquemores, discusiones, y en las múltiples ocasiones que fue sometido al pleno del organismo nunca obtuvo la aprobación.

Para ser aprobado un tema es necesario que por lo menos 9 nueces estén de acuerdo, de los 13 que forman parte del TC. Jottin Cury entiende que en la actual composición del organismo tampoco será posible que obtenga la mayoría que necesita para pasar.

Para Cury lo que debería hacer el presidente Luis Abinader es sacar el proyecto del TC, mediante un retiro formal, revisar el acuerdo y eliminar los aspectos de inconstitucionalidad, y volver a someterlo para que pueda ser validado.

Sugiere que el acuerdo sea recíproco, que se elimine lo de los refugiados, que se elimine las prerrogativas al personal de Estados Unidos, entre otros aspectos, además de las prerrogativas sobre las ventajas de hacer negocios en la República Dominicana, que quedarían en manos de los Estados Unidos.

De aprobar el acuerdo, la República Dominicana se convertiría en un basurero, un lugar donde se quedan los terroristas que Estados Unidos rechaza. “Ellos resguardan su seguridad y nosotros nos convertimos en un basurero de terroristas, de refugiados y de gentes indeseables que ellos no quieren en su territorio y tendríamos nosotros que cargar con ellos. Y muchos de ellos no necesariamente serían dominicanos, podrían ser italianos, suizos y de cualquier otra nacionalidad. Ese es un tema que a ellos les conviene, pero no a nosotros.