Pocos jugadores han tenido un comienzo tan espectacular de temporada como Karim Benzema. Tras una nueva muestra de su capacidad goleadora, el delantero del Real Madrid, ídolo absoluto de la afición ahora enfrenta un partido en el que la tendrá muy difícil, ya que de no ganar, podría ir a prisión.

En 2015 unos chantajistas le pidieron dinero al jugador francés Mathieu Valbuena, en ese entonces compañero de Benzema en la selección francesa, a cambio de borrar un video suyo con contenido sexual. La denuncia que hizo Valbuena a la policía, inició una investigación en la que se descubrió que los delincuentes se habían puesto en contacto con Benzema para que hiciera de intermediario.

Según lo que arrojó la investigación, el mismo Benzema se puso en contacto con su compañero y lo presionó para que pague el dinero pedido así el video no salía a la luz. Ante esto, el delantero del Real Madrid enfrenta una acusación por complicidad en chantaje lo que le puede valer una pena de hasta cinco años de prisión.

 Benzema y Valbuena, durante un partido de la Selección de Francia
Benzema y Valbuena, durante un partido de la Selección de Francia

Por aquella acusación, Benzema estuvo cinco años al margen de la selección de su país (se perdió la Euro 2016 y el Mundial de Rusia 2018 que ganó el equipo francés) y su reputación fue cuestionada por la prensa y el público de su país.

Benzema se defendió diciendo que quiso ayudar a su ex compañero pero, al parecer,las comunicaciones telefónicas a las que tuvo acceso la Policía no lo dejarían bien parado y el juicio justamente busca esclarecer el grado de implicancia en el chantaje.

El juicio se celebrará entre el 20 y 22 de octubre en el Tribunal de Versalles en Francia, pero aún no está confirmado que el jugador fuera a estar presente, por más que integre la lista de los acusados. Además, en el Real Madrid no quieren tener ningún tipo de contratiempo debido a que este domingo deberán visitar al Barcelona en una nueva edición del Clásico español.