La República Dominicana participa desde la semana pasada en la temporada de la Street Fighter League, representada por el equipo Bandits, por primera vez llevando un grupo de tres dominicanos para ser parte en el mayor evento de eSports del mundo.

Saúl Mena (MenaRD), Cristhoper Rodríguez (El Caba) y José Constanzo (Hermes Vinatoni) forman el grupo que es promovido en el país por la empresa Blinks, que es la que financia los viajes y los preparativos en un circuito donde los sponsors son una pieza clave para el éxito.

Desde que la difusión de los eSports llegó a niveles altísimos, cada miembro del equipo es tratado como un deportista de élite. Por lo tanto, el trío cuenta con un entrenador personal y también con un psicólogo para tratar de convertirse en campeones del evento, que reparte premios de entre US$27 mil y US$67 mil para los ganadores.

“Capcom, la creadora del juego y organizadora del evento, invitó a la República Dominicana para participar en la nueva temporada de Street Fighter League y es honor poder representar a la organización Bandits y al país en esta competencia”, dijo Dámaso García Jr., director de operaciones de Blink.

“El mayor premio sería la gloria y demostrar que un equipo netamente dominicano puede ganar”, dijo Mena, que fue coronado en 2017 como el mejor jugador del mundo de esta entrega y que ahora buscará revalidar ese título honorífico.

“Me siento muy preparado con todo lo que hemos hecho para que a los Bandit nos vaya bien, es una oportunidad única y hay que aprovecharla para mostrar lo que podemos hacer aquí”, declaró Rodríguez antes de su debut en el evento.