El Juzgado de lo Penal número 32 de Madrid ha ordenado miércoles el ingreso en prisión de Lucas Hernández, jugador del Bayern Múnich  y ex del Atlético de Madrid.

Así lo dictó el mes pasado la jueza Aurora Arrebola del Valle, que cita al internacional francés para que comparezca en el juzgado la semana que viene (19 de octubre a las 11 horas) para que elija un centro penitenciario en el que debe ingresar en un máximo de diez días.

Los hechos se remontan al 3 de febrero de 2017, cuando Lucas y su entonces mujer, Amelia de la Osa Lorente, protagonizaron una riña en plena calle que acabó en un delito de maltrato en el ámbito familiar para el entonces futbolista del Atlético. Un juzgado de Madrid condenó a ambos a 31 días de trabajos comunitarios y les puso una orden de alejamiento a ambos durante seis meses.

Pero  a pesar de esa condena, ambos decidieron irse de luna de miel

 Amelia de la Osa Lorente y Lucas Hernández
Amelia de la Osa Lorente y Lucas Hernández

Al regreso a Madrid desde Miami, en el mes de junio, ambos fueron sorprendidos en el aeropuerto de Barajas.  Así, Lucas fue detenido aunque posteriormente fue puesto en libertad.

Su mujer no fue detenida porque aún no ha recibido la notificación de su orden de alejamiento. Lucas, sí, y la Fiscalía solicitó un año de prisión por quebrantar esa orden de alejamiento.

Más tarde, Lucas sería condenado por el  Juzgado de lo Penal número 35 de Madrid condenó a Lucas a un año de prisión. Aunque sus abogados solicitaron la suspensión o la conmutación de la condena por trabajos comunitarios, les fue denegado, ya que Lucas no había cumplido los 31 días de trabajo que le habían sido impuestos en la primera sentencia. 

Los abogados del futbolista del Bayern han presentado recurso de Apelación contra aquella sentencia y será la Audiencia Provincial la que lo estime o desestime. En cualquier caso, Lucas debe estar personalmente en Madrid el próximo martes para que elija un centro penitenciario en el que ingresar en los siguientes diez días.