Los Medias Rojos de Boston ya tienen acompañante en la Serie de Campeonato de la Liga Américana, los Astros de Houston estan dentro por quinta vez consecutiva, luego de vencer 10-1 a los Medias Blancas de Chicago, terminando así la Serie Divisional en cuatro partidos.

El partido suspendido por mal tiempo jugó en contra de Chicago, que perdieron la oportunidad del triunfo del domingo por la noche y tuvieron que enfrentarse al as de los Astros, Lance McCullers, a quien no pudieron hacer daño en el Juego 1 y les repitió la dosis con 4 entradas.

Los White Sox picaron primero, con un jonrón solitario de Gavin Sheets en la baja de la segunda entrada, pero fue maniatada la ofensiva local tras ello.

Houston se recuperó rápidamente y la ficción festejó el pelotazo a Altuve con un out en la tercera, con más emoción ya que nuevamente han salido a relucir las acusaciones de robo de señales que envuelven a los Astros.  El venezolano, con toda su experiencia, se robó segunda y luego se llenaron las bases. Carlos Rodón no pudo salir del aprieto como en la segunda y Carlos Correa, con cuenta de 0-2, pegó doblete para voltear el encuentro.

El jardinero de los Astros Jake Meyers, abandonó el partido  con una aparente lesión en el hombro izquierdo después de intentar hacer una atrapada en salto contra la pared del jardín en la segunda entrada. Meyers aparentemente golpeó su hombro izquierdo contra la pared y luego se tumbó en la zona de advertencia durante unos minutos. Después de ser ayudado a levantarse, Meyers jugó a atrapar por unos momentos mientras el mánager Dusty Baker y el personal de entrenamiento observaban.

Luego de una breve conversación que incluyó al campocorto Carlos Correra, Meyers salió del juego.

Volviendo a las acciones el relevo de los Medias Blancas no tuvo suerte, llegaron tres más en la cuarta entrada. La ofensiva local fue inoperante, la mejor oportunidad fue en la misma cuarta, abajo 4-1 y con la del empate bateando, pero César Hernández se ponchó.

Houston sumó una más en la sexta, otra en la octava y se prendieron los ánimos cuando le pegaron a José Abreu en la baja del octavo, pero no reactivó a los locales. Lo contrario, porque permitieron tres más en la novena con cuadrangular de Altuve.

Los Astros están, en la Serie de Campeonato de la Liga Americana y Boston será su rival, el viernes en el Minute Maid Park de Houston.