"He visto que parte de la prensa ha exagerado demasiado la decisión de cuándo parar en la carrera de ayer. No es verdad que esté furioso con mi equipo", dijo el inglés

Lewis Hamilton quiso aclarar que no está molesto ni enfadado con Mercedes por lo ocurrido en el GP de Turquía de F1 2021. El piloto británico se negó a entrar a boxes cuando el equipo se lo pidió por primera vez y finalmente cambió de gomas demasiado tarde. Tras ese pit stop, el campeón parecía furioso, con unos mensajes por radio en los que recriminaba la elección de su ingeniero:

"Tengo mucho graining. No debí entrar. ¡Te lo dije!". Además, tras la carrera se lamentaba al ver que Esteban Ocon sí había llegado a meta sin parar a boxes y dejaba claro que tenía que haber parado antes o ir hasta el final sin pasar por su garaje.

Luego, Lewis Hamilton quiso aclarar lo ocurrido, destacando que, lógicamente, si está compitiendo es normal que sus mensajes no sean calmados y tranquilos, y negando que esté molesto y enfadado con su conjunto.

Además, reconoció que fue su decisión quedarse fuera y finalmente no funciono, admitiendo a su vez que el equipo hizo bien en pedirle que entrara al final porque la situación era peligrosa para sus gomas.

"¡Buenos días! He visto que parte de la prensa ha exagerado demasiado la decisión de cuándo parar en la carrera de ayer. No es verdad que esté furioso con mi equipo. Como equipo trabajamos duro para dar con la mejor estrategia posible, pero según evoluciona la carrera tienes que tomar decisiones diferentes, hay muchos factores que cambian de manera constante", comentó.