Aparentemente no todo es color de rosas, parecía que todo el dominicano estaba contento con la llegada de Albert Pujols a la Liga Invernal Dominicana, pero resulta que para un selecto numero ha sido todo lo contrario.

Pujols, quien de su carrera en MLB se perfila como futuro Salón de la Fama, se encuentra disputando su primera temporada en la Liga Dominicana, circuito en el que durante el primer draft histórico en 2002, este fue escogido como la primera selección por parte de los Gigantes del Cibao.

Días antes de su debut en Lidom, Pujols fue transferido de los Gigantes aLeones del Escogido, los últimos su equipo de la infancia, hecho que aparentemente no ha dejado para nada contenta la fanaticada de los potros.

Durante el primer partido en su carrera en el Estadio Julián Javier (casa de los Gigantes del Cibao), tras conectar un rodado, Pujols corría de la primera base y luego se dirigía al club-house entre gritos de burla.

Pero pese a este desafortunado momento, las mayores muestras de aprecio del dominicano hacia Albert Pujols han sido lo contrario, durante su primer partido se vendieron 100 camisetas del toletero, de acuerdo a datos de LidomShop, tienda oficial de la liga, mayor numero de vendas en las primeras horas para cualquier articulo bajo Lidom.

Además, la boletería en su primer partido en plataformas de venta online afiliadas a Leones del Escogido, colapsaron y se vendieron todas y cada una, quedando sin disponibilidad, eso tomando en cuenta el absceso para solo el 70 % en el Estadio Quisqueya Juan Marichal.

En el terreno el jugador de 41 años no ha visto lo mejores resultados, quien solo ha conectado cuatro imparables durante 26 turnos al bate en lo que ha sido su participación durante siete encuentros.