01 noviembre 2021

EL BARCELONA SUPERCOMPUTING CENTER.

 

COMPUTADORA CUANTICA 

La esfera de Bloch es una representación de un cúbit, el bloque de construcción fundamental La computación cuántica o informática cuántica es un paradigma de computación distinto al de la informática clásica. Se basa en el uso de cúbits, una especial combinación de unos y ceros. Los bits de la computación clásica pueden estar en 1 o en 0, pero solo un estado a la vez; en tanto el cúbits puede tener los dos estados simultáneos también. Esto da lugar a nuevas puertas lógicas que hacen posibles nuevos algoritmos. 

Una misma tarea puede tener diferente complejidad en computación clásica y en computación cuántica, lo que ha dado lugar a una gran expectación, ya que algunos problemas intratables pasan a ser tratables. Mientras que un computador clásico equivale a una máquina de Turing​ un computador cuántico equivale a una máquina de Turing cuántica. El enfoque de la computadora cuántica es resolver problemas de una manera fundamentalmente nueva. Investigadores esperan que con este nuevo enfoque de la computación, puedan comenzar a explorar algunos problemas que nunca podremos resolver de otra manera. 

La doctora Talia Gershon (Directora de Estrategia de Investigación e Iniciativas de Crecimiento en IBM) describe la computación cuántica, de manera muy general, como una combinación entre tres factores: la superposición de giros, el entrelazamiento de dos objetos y la interferencia, la cual ayuda a controlar los estados cuánticos y amplificar los tipos de señales que están hacia la respuesta correcta, y luego cancelar los tipos de señales que conducen a la respuesta incorrecta. 

 

 

EN BARCELONA 

La iniciativa, estratégica para Europa, ayudará a que la región no quede descolgada en la carrera cuántica que lideran EE.UU. y China. En el proyecto participarán 25 universidades y centros de infraestructuras de supercomputación de 14 comunidades autónomas, según los responsables de la sede de la capital catalana. 

 

El proyecto incluye un programa de formación para potenciales usuarios de tecnologías cuánticas y los diferentes nodos de la Red Española de Supercomputación, así como la creación de algoritmos cuánticos aplicables a las necesidades de la industria y el sector público. 

Quantum Spain prevé la construcción del ordenador cuántico y su progresivo equipamiento con chips de distintas generaciones y número de qubits (la unidad básica de la computación cuántica). La construcción del hardware se llevará a cabo en colaboración con empresas especializadas en este sector emergente. 

Un ecosistema cuántico 

El objetivo es la creación de un ecosistema de computación cuántica en España, con grandes potencialidades en inteligencia artificial, química cuántica, finanzas, criptografía, ciberseguridad o logística, y que será complementaria y no sustitutiva a la que ya usa el superordenador Marenostrum. 

Para alcanzar ese ecosistema, la iniciativa se basa en cuatro ejes: 

  • La computadora cuántica. 

  • El desarrollo de algoritmos cuánticos útiles aplicables a problemas reales de los usuarios, tanto empresas como entidades públicas. 

  • La creación de un sistema de acceso remoto en la nube para permitir que la industria y el sector público experimenten con nuevos algoritmos cuánticos. 

  •  

  • Un programa de formación para incrementar las capacidades de los potenciales usuarios de la computación cuántica y para que todos los nodos de la Red Española de Supercomputación (RES) sean capaces de dar servicio a los futuros usuarios de estas tecnologías. 

 

Quantum Spain no pretende sumarse a la carrera internacional comprando hardware de terceros países, sino que apuesta por el desarrollo de tecnología propia, para limitar la dependencia y mantener el máximo grado posible de soberanía tecnológica y económica.