20 diciembre 2021

La Fuerza Aérea y sus héroes en la lucha contra el Covid-19

 Listin Diario

La República domingo, 19 de diciembre de 2021
  • La Fuerza Aérea y sus héroes en la lucha contra el Covid-19

    Miembros del personal médico del hospital Ramón de Lara que conversó con el equipo periodístico de Listín Diario. Se destaca el rol que ha jugado ese centro de salud para combatir la pandemia. JA. MALDONADO

  • La Fuerza Aérea y sus héroes en la lucha contra el Covid-19
Yariel Ferreras
yariel.ferreras@listindiario.com
Santo Domingo, RD

A inicios de la pandemia, el Hospital Militar Docente Dr. Ramón de Lara se convirtió en un campo de batalla. Todo el personal sanitario, incluyendo los médicos, asumieron el rol de héroes con el fin de ayudar a los portadores del virus.

El primero de marzo del 2020 fue ingresado allí mismo el ciudadano italiano Claudio Pascualini, el primer paciente positivo al coronavirus en el país.

A partir de esta primera detención, el virus se expandió rápidamente por todo el territorio nacional. Produjo un gran número de muertes y contagios.

Además de haber sido el primer centro hospitalario escogido para atender casos de Covid, también brindó atención a aquellos pacientes con complicaciones graves ante la enfermedad.
 
“Difícil” y “traumático”
La batalla contra el Covid-19 no ha sido tarea fácil. Tanto pacientes como doctores han tenido que enfrentarse en un proceso de sanación, donde la incertidumbre y el miedo ante cada brote, hacía de las suyas. Esa situación produjo condiciones críticas en los hospitales.

Desconocer la patología, no tener las directrices ni los tratamientos para dar cara a esta adversidad fue una experiencia traumática para ellos. Allí se albergaron y sanaron los primeros pacientes que presentaron situaciones delicadas, según los galenos del hospital de la FARD.

“Fueron días bastante difíciles, días de no salir del hospital, de tener el traje puesto, mascarillas, viseras…”  estas fueron las palabras de la encargada de la Unidad de Cuidados Intensivos, Dionesa Castillo.

Otro de los obstáculos, según indica la primer teniente, fue enfrentarse a “las barreras del idioma” con la llegada de pacientes extranjeros. A ellos se sumaron aquellos que iban desde los hoteles asustados al no saber qué ocurría en ese entonces.

Castillo contó que durante un tiempo algún personal de salud fue infectado. Y tuvieron que trabajar sin relevo, porque el personal capacitado escaceaba, por lo que como consecuencia tuvo que durar tres días consecutivos de servicio.

Otros colegas coincidieron con su comentario acerca de lo difícil y consternante que significa afrontar una pandemia, así como las diversas situaciones que pueden presentar los pacientes y sus familiares.             

Cuando el virus llegó al país, los doctores no sabían cómo manipularlo. A pesar de poseer tratamientos, entrenamientos y una inmensidad de conocimientos para manejar cualquier situación, el Coronavirus era algo desconocido por lo que les costó trabajo encontrar la mejor manera de hallar métodos efectivos para la sanación.

“Ahora ya tenemos tratamientos, ya conocemos más sobre este tipo de patología, nos informamos  más de la evolución de los pacientes, pero todavía resulta difícil controlarlo porque los contagiados llegan en condiciones graves, y aunque se les aplica la ventilación mecánica, poseen  pronósticos no muy alentadores. Pero vamos tratando de avanzar y tenemos fe en Dios de que esto va a pasar”, informó la intensivista.

“Esta situación es como cuando tú te entrenas para ir a la guerra. Aquí es diferente lo aprendido en libros: la práctica es fundamental”, expresó de su lado Dolivette Ginebra Malagón, capitán médico oftalmóloga.

Afirmó que los profesionales del centro hospitalario están preparados para enfrentar las cosas para las que fueron entrenados, en este caso, al Covid-19.

Para Ginebra Malagón la experiencia ha sido enriquecedora, todos los galenos desde el primer día hasta la actualidad han tenido buenos o difíciles momentos.

“Todos tenemos familia, hijos, esposos y muchos de nuestros compañeros de vida también son médicos y están expuestos en la calle. Entonces, obviamente, que eso sacude un poquito a uno”, agregó la oftalmóloga.

De ese mismo modo, Julia Esther Brito, epidemióloga del hospital, enunció que el proceso de llegar a su hogar al principio era complicado. Desde la marquesina se despojaba de todas sus prendas, lavaba sus manos y antes de llegar se quitaba los zapatos para luego asearse lo mejor posible.

Casos a inicios de pandemia
Dentro de los casos más relevantes se encuentra Narciso Reyes, el dominicano que más tiempo permaneció en un centro de salud a causa del Covid-19; y a Laura Sánchez, quien trajo al mundo a Benjamín, primer recién nacido positivo al virus en el país.

El coronavirus creó pánico e inseguridad en las personas al no tener conocimiento de lo que era realmente. En este centro fueron héroes al darle frente a una enfermedad desconocida y buscar las medidas necesarias para salvar vidas.

DATOS

El hospital DR. Ramón de Lara fue fundado por Rafael Leónidas Trujillo el 28 de diciembre del año 1958.

Actualmente cuenta con una cantidad de 65 camas. El pasado viernes, 60 de estas estaban disponibles debido a que sólo tenían ingresadas a 5 personas.

La primera batalla contra la pandemia la han ganado. Pero ellos no se duermen en los laureles. Ya están preparados para todo lo que venga, con más experiencia y conocimiento. Su misión es salvar vidas y hacer todo lo posible por extinguir del centro todo signo de pandemia.