15 enero 2022

La inversión del deporte que aún falta

 Listin Diario

El Deporte viernes, 14 de enero de 2022
  • La inversión del deporte que aún falta
Gilberto Soriano

Uno de los debates más recurrentes en la República Dominicana en el ámbito deportivo es acerca de que el deporte necesita más recursos. Como Asociación Dominicana del Derecho Deportivo (ADODEP) hemos debatido con múltiples autoridades y dirigentes deportivos que los desafíos del deporte nacional no son de recursos económicos, sino debido a la falta de visión estratégica del Estado que genera un modelo unidireccional que solo consiste en la concentración de talentos para el alto rendimiento.  

Cuando uno revisa la historia sobre el comportamiento de los gobiernos dominicanos en los últimos 100 años nos damos cuenta de que cada uno de ellos ha realizado aportes significativos al desarrollo de la actividad física más sana de la humanidad que es el deporte.  

Solo para que nuestros amigos lectores tengan una idea del comportamiento del Estado Dominicano con el deporte, que no es más que la contribución del pueblo dominicano que con sus impuestos ha sostenido cada una de las acciones que se han llevado a cabo desde el gobierno central a favor del deporte.  

Para nosotros se nos hace evidentemente difícil poder cuantificar cual ha sido la inversión que el Estado ha realizado durante muchos años y que aún se mantiene de instituciones y organizaciones que influyen en el deporte.  

Toda la inversión pública realizada por el Estado y el sector privado se ha concentrado única y exclusivamente en la alta competición y el resultado ha sido un modelo unidireccional, el gran desafío consiste en transformar este sistema en un modelo plural desde los recintos educativos donde nuestros niños y niñas tengan las mismas oportunidades en su desarrollo integral.  

Desde el 1911, según cuentan los registros se construyó el primer gimnasio escolar, desde entonces nuestro país ha venido desarrollando acontecimientos deportivos que han requerido la gran inversión pública, es el caso de los XII Juegos Centroamericanos y del Caribe, luego los juegos Centroamericanos y del Caribe Santiago 86. La contratación de técnicos cubanos para trabajar con las distintas selecciones nacionales, el aporte de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, casi el 96% de nuestros atletas, entrenadores y dirigentes pertenecen a las instituciones castrenses.  

La creación del PARNI (Programa de Atletas Nuevos Valores e Inmortales), una dependencia del Ministerio de Deportes que contribuye al pago de los atletas y sus seguros médicos, asimismo a aquellas figuras del deporte que no alcanzan el grado de la inmortalidad. Una ley especial que proteja a nuestros inmortales del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano con cinco (5) salarios mínimos que es una muestra más de la inclinación que se tiene hacia el deporte.  

Sin lugar a dudas, el buque insignia de la inversión del Estado con relación al deporte lo fue los Juegos Panamericanos Santo Domingo 2003, que nos colocó tanto el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte y el parque del Este como referencia en América Latina en cuanto a instalaciones deportivas. Asimismo el pago de alimentación, alojamiento para los atletas, la construcción y sostenimiento del albergue olímpico y el aporte que hace el sector privado a través del CRESO.  

Solicitamos una serie de informaciones a través del departamento del libre acceso a la información pública relacionadas a los recursos erogados en el último ciclo olímpico y solo no fueron suministrados dos renglones de cuatro requeridos: el aporte mensual a las federaciones deportivas y la nomina de los atletas a través del PARNI. Solo en aportes a las subvenciones mensuales a las Federaciones Deportivas el Estado erogó RD $1,273,247,250.00 y en pago de nóminas de atletas RD$189,380,500 en el ciclo olímpico pasado.  

Sin contar con las partidas extras que emite el Ministerio de Deportes a cada una de las federaciones, para que ellos puedan cumplir con su ciclo olímpico que hace cada deporte de manera individual. Igualmente el pago de entrenadores, monitores y personal administrativo que labora en las federaciones.  

Para cada ciclo olímpico el Estado suministra recursos extras para los Juegos Centroamericanos, Panamericanos y Olímpicos. Todos sabemos que al mismo tiempo se ha hecho una costumbre que nuestros atletas medallistas reciban dependiendo el evento deportivo significativas sumas de dinero. Como podemos observar en nuestro país el Estado dominicano tiene una voluntad en contribuir con la pasión de los dominicanos que es el deporte .  

El reto es tener un modelo deportivo que vaya desde lo local, provincial, regional y nacional desde el sistema educativo como lo establece la Estrategia Nacional de Desarrollo Ley 1-12 y garantizar el acceso al deporte como un derecho fundamental establecido en el Artículo 65 de la Constitución Dominicana.  

Una vez podamos realizar un diagnóstico sobre la base de un plan e identificar los recursos que se invierten en el deporte en la actualidad llegaríamos a la conclusión de cual es la necesidad del deporte nacional y si se determinase de que se necesitan mas recursos, los mismos se encuentran en el 4% para la educación y con INDOMITA RD, nuevo proyecto que se tiene para el desarrollo del deporte de unir la educación y el deporte, es la esperanza que la Asociación Dominicana del Derecho Deportivo (ADODEP) tiene para hacer que el modelo deportivo dominicano sea participativo, incluyente, equitativo, integral pero sobre todo humano.