Audo Vicente, gerente general de los Tigres del Licey, en una participación en un programa radial, fue cuestionado sobre la disposición del club de efectuar cambios, a lo que el gerente bengalí respondió que sí.

Acto seguido, Audo listó  jugadores de la escuadra azul que tildó de intocables, estos fueron: César Valdez, Sergio Alcántara y Michael de León.

El capitán, Emilio Bonifacio, no fue mencionado. Además, Vicente se había referido a Emilio al momento de apuntar que el equipo necesitaba renovarse en el programa Curvas Deportivas.

La reacción de Emilio Bonifacio en su cuenta de Twitter sobre los comentarios generados a partir de las declaraciones del gerente azul, fue el recalcar que no vestiría otra camiseta no fuese la de los Tigres. Cabe destacar, que la gerencia del Licey no ha expresado que el jugador esta en cambio y la reacción del Boni, que es uno de los jugadores más queridos de la liga, fue hacia publicaciones de otros medios de comunicación que hablaban sobre el eventual acontecimiento.

Las cosas no andan bien coordinadas entre las decisiones del cuerpo de operaciones  y el capitán de los felinos del lado izquierdo del Estadio Quisqueya Juan Marichal, pues en otro tweet, Bonifacio desmintió a Audo Vicente y José Offerman cuando se declaró que Emilio tendría un nuevo rol en el equipo:

No es primera vez que Bonifacio sostiene que no jugaría con otro equipo en la liga dominicana, e incluso no ha estado disponible en los drafts de reingreso cuando los tigres no han clasificado al Round Robin. Aunque no parece que guardaría rencores de darse un canje ya que tiene en claro que esto es un negocio.

Audo Vicente, llevó al Licey a obtener la corona 2016-2017 y retornó a las oficinas azules el año pasado en el puesto de Gerente a sustituyendo a Carlos José Lugo. Y anda trabajando temprano de cara a la temporada 2022-2023, para la cual ha manifestado diversas medidas para sus planes.

Lo que sí, es que con esto,  los otros cinco equipos de la liga quedan advertidos de que en un posible cambio que sume a Bonifacio a sus escuadras, este no jugaría con ellos. Así que difícil que alguno se anime a buscar negociaciones con el Licey por sus servicios, dejando solo la opción del retiro o cerrar el ciclo entre los Tigres del Licey y Emilio Bonifacio como jugador por alguna otra vía.