Hija de Soterio Ramírez, miembro del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano, falleció a causa de un infarto, Yennifer Ramírez. Ramírez padre, destacado por sus efectivos rebotes, es una gloria del baloncesto dominicano de todos los tiempos, pertenece a el Pabellón de la Fama como inmortal del deporte en la clase del 2020.

Yeniffer fue parte de la selección nacional de voleibol femenino juvenil, nacida el 17 de marzo de 1993, tenía 29 años al momento de su muerte.

Fue encontrada en su habitación sin vida, en Estados Unidos.

Estudió en Estados Unidos y se graduó y allá se habría casado.

Posiblemente su último torneo fue en el Mundial sub20 donde el país ocupó la quinta posición, en el certamen disputado en Lima, Perú. En ese Mundial formó parte del equipo con Brenda Castillo, Cándida Arias, Yonkaira Peña, Brayelin Martínez, Marianne Fersola y Ana Binet, entre otras.

El Comité Olímpico Dominicano lamentó el fallecimiento de la voleibolista este miércoles.

“Lamentamos profundamente la muerte de esta atleta que llegó a representar los colores de nuestra bandera”, comentó el licenciado Antonio Acosta, presidente del COD, quien extendió su pesar al padre de la fallecida, el inmortal del deporte dominicano Soterio Ramírez.

Yennifer Ramírez, con la camiseta número 10 cuando jugó en la selección nacional juvenil. 

«Nunca perdimos la esperanza de que se integrara al equipo nacional» dijo Cristobal Marte.

Yeniffer Ramírez, la primogénita del inmortal del basket, acumuló un extenso currículo en voleibol que incluye jugar campeonatos del mundo en infantil (Tailandia ‘2009) y juvenil (Perú ‘2012), hasta convertirse en la primera jugadora de la universidad Lindsey Wilson College de Kentucky en integrar el primer equipo All American de la NAIA, una división que agrupa a 287 academias en los Estados Unidos, Canadá y Bahamas.

Yennifer, tenía 6’3 de estatura y jugaba de salidora. Estudió comunicación. La familia Soterio es oriunda de Herrera.