En un duelo de antiguas número uno del mundo, la japonesa Naomi Osaka doblegó este jueves en dos sets a la alemana Angelique Kerber en la segunda ronda del Abierto de Miami, donde la joven canadiense Leylah Fernández cayó ante la checa Karolína Muchová.

Por segunda jornada consecutiva, Naomi Osaka (77 de la WTA) ofreció una gran versión en Miami al batir este jueves a Angelique Kerber (15) por 6-2 y 6-3 en apenas una hora de juego.

La estrella japonesa, de 24 años, se mostró intratable al servicio (6 'aces' por 1 de su rival) en un triunfo que le ayuda a recuperar buenas sensaciones después de unos últimos meses complicados dentro y fuera de la pista.

"Estoy contenta de haber ganado partidos en días consecutivos. Hacía mucho que no lo hacía y es una gran experiencia para mí", declaró Osaka, que la víspera había debutado con un triunfo en dos sets ante la australiana Astra Sharma (96).

Osaka reveló que ha empezado a trabajar con un terapeuta para tratar los problemas que influyeron en su dramática eliminación de Indian Wells a principios de mes.

Tras recibir un insulto desde la grada, la ganadora de cuatro torneos de Grand Slam rompió en llanto durante y después de su segundo partido en Indian Wells ante la rusa Veronika Kudermetova.

En otro de los partidos destacados del jueves, Leylah Fernández, subcampeona del último Abierto de Estados Unidos, fue eliminada por Karolína Muchová.

Fernández, 22 del ranking mundial, cayó ante Muchová (74) por 6-4 y 7-6 (7/3) en dos horas y 13 minutos de juego.

La tenista canadiense, de padre ecuatoriano, reaccionó en el segundo set salvando una pelota de partido para forzar el 'tiebreak'.

Los problemas en el servicio de Fernández, sin embargo, acabaron decantando el choque del lado de Muchová, que será la siguiente rival de Osaka.