El mundo del deporte no está ajeno a lo que ocurre en territorio ucraniano, luego de ser invadido por tropas rusas en un conflicto militar que ya lleva más de un mes desde sus primeros sucesos bélicos. No solo por las sanciones a federaciones rusas, sino también por la cantidad de deportistas ucranianos que se unieron a las filas del ejército de su país para defender su territorio.

El último en hacerlo fue Aleksandr Dolgopolov, tenista de 33 años que tuvo una aceptable carrera en el circuito de la ATP, en el que llegó a ser número 13 del ranking mundial ganando tres títulos. Habiéndose retirado de la actividad profesional el año pasado, anunció que se enlistaba en la defensa de Kiev, la capital ucraniana.

Sus últimas publicaciones en Instagram lo ubican haciendo labores, además, de reparto de víveres a diferentes ciudades ucranianas, entre ellas Chernigov, desde Kiev, el epicentro de la resistencia del país de Zelensky. Ya había afirmado que el entrenamento como militar lo había llevado a cabo en Turquía.

"Sentía que tenía que hacerlo. No podía verlo en televisión. En los primeros días veía como 23 horas de noticias y dormía una hora al día. Casi no comí en varios días. Había muchas personas que seguían en el país, ¿por qué no iba a estar yo allí? Soy joven, deportista y tengo peso en la sociedad ucraniana como alguien famoso. Puedo mandar mensajes, hablar con la prensa, intentar recaudar dinero: si tengo que luchar, lucharé, pero además hay muchas cosas útiles que puedo hacer aquí, en Ucrania", explicó a la prensa.

Y es más que consciente de lo que puede pasar si el ejército ruso llega a la ciudad: "Hasta ahora no puedo decir qué se siente cuando te disparan. Quizá me maten. Quizá tenga que matar yo. Qué puedo decir... Esto es la guerra".

Dolgopolov compitió como profesional entre 2006 y 2021, en los que ganó los títulos del ATP 250 de Umag en 2011, el ATP 500 de Washington en 2012 y el ATP 250 de Buenos Aires en 2017. Su mayor actuación en el un Grand Slam fue en 2011 cuando llegó a los cuartos de final en Australia.