23 marzo 2022

Para para paradais

 

Marzo 23, 2022

Buenos días, hoy es miércoles 23 de marzo. Esta mañana y parte de la tarde te toca conversar con todos sobre el conciertazo de Coldplay. En el deporte femenino hay un lío de 6 pies y 4 pulgadas por una nadadora transgénero que acaba de ganar los campeonatos universitarios de la NCAA. ¿Qué hago? Dirán las demás nadadoras, y la respuesta que recibieron de la NCAA fue precisamente: pues nada. 

El coronel no tiene quien le diga

Mientras estabas en Coldplay o veías Instagram como los demás mortales, Alicia Ortega le dedicó 15 minutos de su último programa a un caso muy peculiar de extracción de arena del río Haina, cerca de San Cristóbal. Y es peculiar porque el dueño de los terrenos –y aparentemente de la operación– es un coronel que ahora está suspendido de la Policía mientras su caso está bajo investigación. El tema es que las operaciones siguen funcionando normal a cualquier hora y en la cara de todo el mundo. Según las informaciones recopiladas por Alicia, solo de ahí se sacan hasta 30 camiones de 17 metros cúbicos al día.
 

Pero eso no es de ahora

Quizás el caso que tengas más fresco en la mente es el de las Dunas de Baní, hace un mes y pico, que movilizó hasta al ministro de Medio Ambiente y fue todo un evento en los medios. Pero si te vas hacia atrás, es difícil que encuentres un río criollo que no haya salido en las redes o en las noticias por denuncias de extracción de arena: Nizao, Manoguayabo, Haina, Monte Plata, Nigua, Yuna… esos son solo algunos de los nombres de ríos que aparecen en una búsqueda rápida en la web.
 
Eso es ahora, que la información está al alcance de un click. Pero el problema es muchísimo más viejo. La Ley 64-00 (Ley General Sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales), que compiló en un solo documento una serie de leyes individuales sobre el tema que se fueron aprobando a través de los años, cita la Ley No. 123, del 10 de mayo de 1971, que cancelaba todos los permisos de extracciones de arena, grava, gravilla y piedra, para uso comercial e industrial; a partir de ahí, se debían solicitar nuevos permisos o concesiones.
 

Y no es legal…

Si se hace sin permiso –como es el caso en todos estos casos denunciados– es ilegal. No es como que se pueda prohibir del todo la extracción de estos materiales, porque son esenciales para la construcción (principalmente) y las industrias de vidrio, electrónica y aeronáutica. El tema es que deben estar debidamente regulados y monitoreados por el Estado. Para eso, la Ley 64-00 contempla todos los procesos para poder hacerlo «bien».
 

Y no es solo aquí…

Legal o ilegalmente (que es peor, claro), la extracción de arena de ríos y playas es un problemazo ambiental a nivel mundial. Estos materiales son formados por procesos de erosión que duran miles de años, pero la demanda va a otro ritmo (de hecho, son las materias primas más consumidas en el mundo, sólo después del agua). Se estima que en el mundo se consumen unos 40,000 millones de toneladas de áridos (arena, piedra, grava y gravilla) al año, que es más del doble de los sedimentos que arrastran los ríos.
 
Si se pudiera usar arena de desierto, fuera un palo; solo hay que arrancar para el Sahara y sacar arena a dos manos. El problema es que esa arena no funciona, porque los granos son redondos y no se mezclan bien. El tema es que la extracción indiscriminada de arena de los ríos trae un viaje de maldiciones para el planeta porque afecta el cauce de los ríos, disminuye los niveles de agua, acaba con los ecosistemas, aumenta la frecuencia de las inundaciones, y hasta cambia fronteras entre países.

El batallón


Ucrania tiene su propio grupo militar –o batallón– llamado Azov, que le ha dado a Zelenski más dolores de cabeza que alivios. Incluso, probablemente ellos son los responsables de que Putin diga que hay que «desnazificar Ucrania». Son un grupo militar de ultraderecha, formado a partir de unos bandos que intentan proteger Ucrania según su visión nacionalista. Sin embargo, esa visión está empañada, porque muchos consideran que tiene un trasfondo racista y xenófobo (rechazo a los extranjeros).
 

¿De dónde salió esa gente?

El grupo se fundó en el 2014 para defender a Ucrania luego de la anexión de la península de Crimea por los rusos, y sus miembros son ultranacionalistas que se hacían llamar «banda Patriota de Ucrania». Los Azov se formaron del grupo neonazi Asamblea Nacional Social y muchos ciudadanos que eran activos en círculos neonacionalistas. Se juntaron todos con un solo objetivo en común: apoyar al ejército ucraniano contra los separatistas prorrusos.
 
En el 2014 se fajaron para frenar el intento del ejército ruso de tomar la ciudad de Mariúpol –la ciudad donde se ha dado la pelea más violenta en esta guerra–  y en agradecimiento los dejaron ser parte de la Guardia Nacional de Ucrania.
 
El problema es que este grupo ha dado mucha agua a beber –incluso al mismo Zelenski– porque hasta su logo lo comparan con la esvástica de los nazis de Hitler, y han salido videos en las redes de los mismos ucranianos que han intentado huir, sufriendo todo tipo de maltratos por los Azov. El mismo portavoz del batallón admitió que hay al menos un 20% declarados neonazis entre sus filas y, según el FBI, muchos de sus miembros se han puesto en contacto con supremacistas gringos. Así que, tener este grupo de paramilitares siendo parte oficial de la Guardia Nacional, le abre las puertas a cualquiera para que encuentre un «casus belli», o un motivo para armar la guerra.
 

A la Putin entonces

Cuando comenzaron los acercamientos militares rusos hacia Ucrania, el batallón Azov ya iba un paso adelante preparando a los civiles para combatir, a pesar de que Putin insistía en que no habría guerra. Putin se puso chivo y tomó este como uno de los tantos motivos para anunciar su casus belli y arrancar con su «operación militar para desnazificar Ucrania». No solamente por el mismo batallón. Es que el fundador del batallón armó un partido llamado Cuerpo Nacional, y participó en el 2019 cuando ganó Zelenski. Por ese partido votaron tres gatos, pero Biletsky (el fundador), como sea entró en el Parlamento a través de un mandato directo. La vaina es que nunca ha ido y algunos medios indican que desde que empezó esta guerra huyó del país con su familia.
 

La manzana de la discordia

Y la ciudad en la que los civiles están pasando más trabajo, probablemente es Mariúpol. Ahí el batallón Azov tiene su sede (como los Cazadores en Constanza) y los rusos están intentando entrar desde el 2014, porque es una zona estratégica que conecta a Rusia con Crimea. 

Imagen del día

Visto en: Imágenes de nuestra historia
 
Primera imagen: un grupo mirando el juego de pelota en el Estadio Gimnasio Municipal Escolar de la ciudad Trujillo, en 1940; en la segunda foto, los fanáticos miraban un juego en el Estadio Quisqueya, a principios del 2020.

También deberías saber


La guerra

  • Ya Alemania firmó su primer contrato para comprarle gas natural a Catar, y así no depender tanto de Rusia.
 

Politiqueando

  • Finalmente se están alineando en el Congreso para darle pa’lante a la Ley de Extinción de Dominio (la ley que permitiría que le puedan quitar lo robado a los corruptos y lo mafiado a los mafiosos): varios miembros de la comisión bicameral que está estudiando el proyecto dijeron que esperan cerrar ese capítulo este mismo año.
 

Cosas del patio

  • Vuelven los profesores ahora con una huelga a nivel nacional el viernes próximo y también el miércoles de la semana que viene. Ahora, aparte de los reclamos de siempre, piden un aumento de 25% en los salarios.
  • Todavía no se sabe si Pepe Goico volverá a vestirse de militar, pero sí que los abogados del Ministerio de Defensa le pidieron al Tribunal que fallara a favor de Pepe, a pesar de que él era que estaba demandando al mismo Ministerio, vaya usted a saber. También decidieron no mencionar que ya a él se le había indemnizado en el 2019, y que se le retiró ascendido de rango. Lo único que pidieron fue que la decisión no recayera sobre Díaz Morfa, ministro de Defensa y canchanchán de Pepe. Si lo reintegran, le tocan como 8 millones de pesos.
 

El resto del mundo

  • En Rusia, le cantaron 9 años más de cárcel a Alexander Nevelny, el principal opositor de Putin, que ya había sido condenado a 2 años y medio. Y eso, que Alexander sobrevivió de milagro a un envenenamiento que occidente le achaca al gobierno ruso.
 

Vaya en paz 

Las buenas nuevas

  • La fundación Cruz Jiminián anunció que en su clínica estarán entregando gratis el medicamento Carbidopa Levodopa, para pacientes con Parkinson.
 

Y algo más

  • Vuelve la Feria Internacional del Libro, que esta vez será en la Ciudad Colonial. Como lema le pusieron «Ven al libro», y estará dedicada a los escritores Carmen Natalia y Pedro Peix.

La cifra del día

 

13.7%

 
Es el porcentaje de estudiantes de tercer grado que tiene un alto nivel de legibilidad, en el país. 
 
La legibilidad es la claridad con la que una persona puede escribir, o el nivel en el que su escritura es entendible y leíble. En resumen, solamente un 13.7% de los estudiantes que están en tercer grado pueden escribir de forma que se entienda.