Los Mets de Nueva York se armaron hasta los dientes para afrontar la temporada 2022 de las Grandes Ligas y ya se encuentran afilando sus cuchillos para el Opening Day el 7 de abril. Con relación a eso, el mánager del equipo, Buck Showalter, dio declaraciones sobre cómo se están preparando para afrontar este ciclo y también dio algunas pistas sobre el lineup titular.

Una de las grandes interrogantes que gira sobre el cuadro metropolitano es la de quién jugará en la segunda base. El recién llegado venezolano Eduardo Escobar, Jeff McNeil y Robinson Canó, que vuelve esta campaña, parecen ser las principales opciones.

Sin embargo, parece que ya Showalter tomó una decisión al respecto, la cual no parece que vaya a cambiar a juzgar por la convicción con que la manifestó. La misma, seguramente no agradará a la fanaticada dominicana, sobre todo a aquella que estaba esperanzada de ver a Canó como camarero.

McNeil titular... ¿y Robinson qué?

En una entrevista realizada hoy, el mánager del elenco azul y naranja respondió a la interrogante de si tenía pensado repartir el tiempo de juego en la segunda almohadilla, pero su respuesta fue tajante y contundente:

"No creo que se divida. Mac (Jeff McNeil) obtendrá la mayor parte del tiempo de juego allí".Comentó el mandamás al medio Newsday.

No obstante, no se detuvo allí, sino que profundizó directamente en la situación del nacido en San Pedro de Macorís:

"Creo que Robbie sabe que no va a jugar la segunda base para nosotros tanto como él quiere. Pero esperamos que tampoco sea un bateador designado puro. Existe la posibilidad de que él juegue en la primera base si es necesario. No lo pondría en los jardines".

Estas declaraciones dejan en claro 2 puntos: el primero es que Canó no será el intermedista de todos los días y lo segundo, que McNeil está muy lejos de abandonar Queens tal y como habían planteado algunos portales hace días, jugando con la posibilidad de que fuera cambiado de equipo.

¿Contra quién compite Robinson Canó?

Jeff McNeil, jugador que parece ser a día de hoy el dueño de la segunda base de los Mets, lleva 4 años en Grandes Ligas, en los que ha dejado línea ofensiva de .299/.364/.459, con 37 jonrones, 152 carreras impulsadas y 185 anotadas. En el 2019, fue llamado al Juego de las Estrellas.