El tenista español Tommy Robredo anunció este jueves su retirada y se despedirá del tenis profesional en la próxima edición del Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó, que se disputará del 16 al 24 de abril, su "segunda casa" y el torneo que recuerda con "más cariño".

"El Godó es mi segunda casa, siempre recuerdo el torneo con cariño. Llevo muchos años en el circuito y creo que la pandemia retrasó un poco mi retiro, ya que tenía ganas de despedirme en la cancha mirando al público, no en un estadio vacío", confesó el catalán, según consignó la agencia de noticias DPA.

Robredo, nacido en la ciudad catalana de Hostalric el 1 de mayo de 1982, ocupa el puesto 343 del ranking mundial de la ATP y suele participar, debido a su baja ubicación, del circuito Challenger, lejos de sus épocas de esplendor cuando fue quinto del planeta en 2006 tras ganar Bastad y Hamburgo, este último el más importante de los 12 torneos que conquistó, incluido Buenos Aires 2009 tras vencer en la final al tandilense Juan Mónaco.

"Me siento un afortunado, como todos los tenistas que tenemos a la raqueta como nuestro hobby, pero ahora toca empezar una nueva etapa", añadió Robredo, quien se retirará en el Real Club de Tenis Barcelona, sede del Conde de Godó que conquistó en la edición de 2004.

"Será espectacular ver a mis amigos en el Godó, imagino que será una sensación mágica", admitió -por último- Robredo, quien también formó parte de equipos de España campeones de Copa Davis, como los de 2004 en el que jugó la final ante Estados Unidos, o los de 2008 y 2009 en las series previas a las finales.