Los Yankees necesitaban un comienzo de tono de su as para abrir una nueva serie después de un fin de semana desastroso en Baltimore y, en cambio, obtuvieron cinco bases por bolas para igualar los cinco outs que obtuvo contra los Tigres. Nueva York ganó 4-2, con el bullpen aportando 7 1/3 entradas en blanco detrás de Cole para mantener al equipo en el juego, pero la victoria parecía un resultado incidental agradable en una noche en que Cole se deshizo por completo en el montículo.

"Ciertamente nunca antes había tenido una entrada como esa en mi carrera", dijo Cole el martes por la noche. “Pero no es algo que no podamos superar”.

Cole ponchó a tres bateadores y dio base por bolas a uno en la primera entrada, pero su control comenzó a disminuir en la segunda entrada. Enfrentándose a Miguel Cabrera para comenzar la entrada, llegó a una cuenta de 3-0 antes de conseguir dos strikes contra el futuro miembro del Salón de la Fama. Cabrera conectó un sencillo en un control deslizante, luego el tercera base de los Tigres, Spencer Torkelson, envió una línea a Josh Donaldson en la tercera dos lanzamientos después.

Lo que sucedió en el transcurso de los siguientes cinco bateadores fue impactante, y Cole todavía estaba visiblemente conmocionado por su propio colapso cuando habló al respecto horas después de que lo sacaron del juego.  Los Yankees finalmente ganaron el juego, y tendrá la oportunidad de lanzar suficientes entradas durante la temporada para que no tenga un impacto sustancial en su final.

Sin embargo, la imagen perdurable de la victoria de este equipo será una en la que su mejor lanzador, la gran superestrella de la agencia libre, se desgastará físicamente. y mentalmente lanzando lanzamiento tras lanzamiento contra una alineación ofensiva débil hasta que Aaron Boone finalmente aceptó que estaba demasiado desviado para terminar la entrada.

La actuación de anoche represento lo siguiente para Cole:

  • Fue el comienzo más corto de la carrera de Cole.
  • Dio cinco bases por bolas, empatando un récord personal.
  • Sus cuatro bases por bolas en la segunda entrada fueron las más altas en una entrada.
  • Lanzó solo el 54 por ciento de sus lanzamientos para strikes.

La efectividad de Cole esta temporada ahora es de 6.35, y tal vez podamos rastrear sus problemas hasta el 21 de junio de 2021, cuando la MLB comenzó a tomar medidas enérgicas contra los lanzadores que usaban sustancias extrañas (recuerde, Cole eludió una pregunta sobre su uso de esas sustancias). Estos son sus números con los Yankees antes y después de esa fecha:

Antes: 26 aperturas, efectividad de 2.55, WHIP de 0.90, proporción de ponches a boletos de 7.3

Después: 19 aperturas, efectividad de 4.37, WHIP de 1.28, proporción de ponches a boletos de 3.8

El comienzo lento de Cole podría ser solo un problema. Sin embargo, si es más que eso, son malas noticias para los Yankees y su hombre de $324 millones.