La barrera de los 700 jonrones está ahí mismo, a la mano y tal como ha comenzado Albert Pujols este 2022, si parece un hecho.

Y en este punto es de locos pensar que Albert Pujols va a alcanzar a Barry Bonds, incluso a Haank Aaron o el mismo Babe Ruth, pero si hay una marca a la cual puede arribar y con ella se ubicaría como el más grande.

El castigador

Así es lectores, Pujols necesita conectar de jonrón frente a nueve lanzadores diferentes para arribar a 450 y convertirse en el bateador que más lanzadores ha castigado con vuelacercas en su carrera.

Con su cuadrangular del domingo ante Milwaukee, el 681, la leyenda arribó a 442 lanzadores masacrados con sus fuertes conexiones y casi le toca el hombro a Bonds.

No. 681!!! Albert Pujols ties it up with his 20th homer at American Family Field!!

TV: Bally Sports Midwest

Tipos duros

El listado histórico de víctimas de Pujols lo encabeza el mítico Ryan Dempster, con 8 bambinazos recibidos por La Máquina.

Vale alegar que de Barry Bonds castigó a todo el que quizo en su andar por los terrenos de Grandes Ligas, por solo citar un ejemplo, tenemos a los casos de los estelares Gregg Maddux y Josh Smoltz, a quienes les mandó ocho pelotas más allá de las cercas.

El otro que tuvo un registro similar a Pujols fue Alex Rodríguez, también con más de 400 serpentineros maltratados.

Rodríguez conectó 696 bambinazos frente a 422 adversarios.

El dato

Otro aspecto interesante de la estadística en cuestión es que Albert Pujols ha conectado jonrones en 40 estadios de MLB, quedando detrás del espectacular Keen Griffey Jr con 44.

A Albert se le han escapado muy pocos parques, uno de ellos el actual estadio de los Marlins de Miami.

Con su conexión frente al zurdo de los Cerveceros Aarom Ashby, una conexión producto de un potente swing a casi 110 millas por hora, Pujols demostró estar en excelentes condiciones para asumir este nuevo reto.

Y pudiera llegar en mayo o junio, tal vez julio, incluso no llegar, como sea, verlo así, disfrutando todavía del juego con esas ganas, no tiene precio y como fanáticos, solo podemos aplaudir.