Hace pocos días vimos la humildad personificada en Vladimir Guerrero Jr. con un gesto bastante caritativo de su parte hacia varios jugadores de las categorías menores de los Azulejos de Toronto. El mismo le dio la vuelta al mundo y nosotros fuimos eco de eso con esta interesante nota (haz clic acá para leerla).

Por lo general, cuando este tipo de hechos ocurren se nos hacen raros y atípicos si vienen de personas que son muy adineradas o famosas. No obstante, no es el caso de Vladimir Guerrero padre y Manny Ramírez, quienes acostumbran a mostrarse tal y como son en su intimidad dentro de República Dominicana, la tierra que los vio nacer. Esta vez lo han vuelto hacer, o más bien, Manny lo hizo de nuevo.

El expelotero de los Medias Rojas de Boston fue tomado en un video compartiendo uno de sus placeres más sencillos en una propiedad de su amigo Vladdy el mayor, el miembro del Salón de la Fama de Cooperstown.

Como un quisqueyano más

El reconocido comunicador Héctor Gómez subió a la red social Twitter un audiovisual donde se puede observar al polémico exjardinero tumbando mangos con una rama y al mismo tiempo comiéndolos. De hecho, en un momento de la grabación Ramírez expresó lo siguiente:

"Estamos aquí, en la finca de Vladdy, dándonos una 'jartura' de mango. Gracias a Dios y a Vladimir Guerrero".

El hecho es cuanto menos, curioso, ya que se trata de un hombre que ganó más de 200 millones de dólares en su carrera como ligamayorista y aun así, no olvida sus viejas tradiciones.

Otro humilde

Además de Man-Ram, Vladimir Guerrero también ha puesto en evidencia su calidad humana en su natal Nizao, donde continuamente reparte comida a los más necesitados y participa en actos propios de la cultura dominicana tales como la cría de animales y juegos de softbol.