El expelotero de los Medias Rojas de Boston y miembro del Salón de la Fama de Cooperstown, David Ortiz, no deja de estar en las portadas de todos los medios deportivos del mundo. Sea para bien o para mal, el otrora bateador designado siempre está siendo noticia por cualquier cosa que tenga que ver con él y su entorno.

Esta vez la tormenta ha vuelto a llamar a su puerta, luego de que se difundieran videos suyos en plena Semana Santa haciendo paseos en una motocicleta y también jugando dominó, todo en compañía de varias amistades y también de su nueva pareja, la influencer María Yeribell Martínez, mejor conocida dentro de su círculo y ante la palestra pública como Yeribell.

Justo de ella trata el nuevo chisme que envuelve al exdeportista dominicano, ya que mientras compartía con sus amigos tuvo un inconveniente con ella y el mismo fue registrado en video y luego difundido a través de las redes sociales.

En él se puede ver al Big Papi hacerle un gesto con la mano y decirle un par de cosas ante lo que parece ser una insistencia de su cónyuge frente a la que él además de no ceder, parece no estar muy agradado con esa actitud de ella.

Lluvia de críticas

Debido a esto, la internet se llenó de comentarios de todo tipo. Unos favorecían a David ya que en realidad el hecho no fue para tanto, pero otros, sus detractores y más reacios observadores, sí que le tiraron con todo por tratar de esa manera a la chica que también es modelo.

Por esa razón, el mítico dorsal 34 de los Boston Red Sox salió al paso haciendo un video para la red social Twitter, en el cual se defendía de las acusaciones, al tiempo que hizo referencia a una obra benéfica que culminó hace poco:

"En otros países a uno lo condecoran. Siempre quieren hacer lucir a uno como que está haciendo lo mal hecho. Yo inauguré un laboratorio de cateterismo y eso lo sonaron un día, ¿y tú sabes las vidas que eso salva?". Afirmó Ortiz en defensa propia.

El sitio al que hace referencia es un laboratorio de cateterismo para niños de bajos recursos del cual financió la construcción y que fue inaugurado hace un par de meses en compañía de la primera dama de República Dominicana, Raquel Arbaje.

¿Ángel o demonio?

A pesar de estar envuelto en varias situaciones legales bastante complicadas, David Ortiz es un hombre que nunca ha dejado de hacer obras benéficas en su natal Quisqueya. En su itinerario, la labor social siempre ha jugado un papel preponderante, por lo que acusarlo por lo malo que haya hecho o venerarlo por lo bueno, queda a criterio de cada persona. Algunos le aman y otros le odian, pero lo cierto es que a nadie deja indiferente.