El pitcheo de los Mets de Nueva York, liderados por el abridor Tylor Megill se combinó para lanzar el primer partido sin hits ni carrera de la temporada frente a los Phillies de Philadelphia. Los Mets salieron airosos con marcador de 3 carreras por 0.

Megill, en su quinta apertura del año, lanzó las primeras cinco entradas. Ponchó a cinco bateadores y concedió tres bases por bolas mientras realizo 88 lanzamientos. El manager Buck Showalter recurrió al relevista Drew Smith en el sexto. Smith respondió sacando cuatro outs, todos ponchados, y otorgando un boleto. Con un out en el séptimo, Showalter llamó de nuevo al bullpen, esta vez por el zurdo Joely Rodríguez, quien escapó de la entrada con una doble matanza después de dar una base por bolas. Seth Lugo registró los últimos dos outs en el octavo en relevo de Rodríguez. Edwin Díaz cerró el partido sin contratiempos, retirando por la vía del ponche a los tres bateadores.

Mets consigue el segundo partido sin hits de su historia y primero de manera colectiva.

De esta manera, los Mets consiguen el segundo partido sin hits ni carreras de la historia de la franquicia y primero de manera combinada, luego que el venezolano Johan Santana, se convirtiera en el primero en conseguirlo el 1 de junio de 2012 frente al equipo de los Cardenales de San Luis. Este es el partido 315 sin hits de la historia según el listado de MLB.

El pitcheo de los Mets se combinó para ponchar 12 bateadores mientras concedia 6 bases por bolas. La ofensiva conectó 10 imparables pero las carreras vinieron por sencillo remolcador de dos vueltas del bate Jeff Mcneil en la quinta entrada y cuadrangular solitario de Pete Alonso en la sexta entrada.