Los Yankees de Nueva York son la novena más ganadora en la historia del béisbol, eso no hay que decirlo demasiado, es una verdad absoluta. Sin embargo, no es menos cierto el hecho de que desde el 2009 la gloria les es esquiva. En ese trayecto han realizado cuanto ajuste existe y siempre, se han quedado sin el ansiado trofeo de campeones.

Cambios en el pitcheo, en el bateo, en el banquillo, en todos lados. Y nada. No hay forma de que este equipo revestido de prestigio y tradición vencedora pueda volver a probar las mieles de un Clásico de Otoño.

Varias veces se han quedado cerca, llegando a la Serie de Campeonato de la Liga Americana y perdiéndola ante el rival de turno. Esto sigue siendo derrota aromatizada de fracaso, pero quizás la estadística que vamos a revelarte sea la llave del candado que tiene al éxito de los Bombarderos como prisionero.

Hoy analizaremos todas y cada una de las veces que los Yankees llegaron a la Serie de Campeonato desde el 2009 hasta hoy, ya que hay un rasgo distintivo que probablemente no conozcas y que de hecho, a la propia organización de la Gran Manzana se le haya escapado.

La clave está está en el hit

Si contamos la campaña de 2009, donde los Yankees se abrieron paso hasta la Serie Mundial para derrotar en ella a los Phillies de Philadelphia, son 5 veces en los últimos 14 años que han avanzado al menos hasta la Serie del Campeonato.

En concreto, han llegado aparte del 2009, en las zafras de 2010, 2012, 2017 y 2019. En todas ellas cayeron, fue contra los Rangers de Texas, los Tigres de Detroit, los Astros de Houston y de nuevo los siderales, respectivamente.

En cada una de esas fases regulares de la MLB, los Yankees promediaron más de 9 imparables por juego. Han sido los únicos años de los últimos 14 en los que esto ha sido así. Para ilustrarlo, te colocaremos a continuación el promedio de imparables por juego de los Pinstripes en los últimos 14 años, marcando en negritas las veces que han transitado más allá de la Serie Divisional:

  • 2009: 9.90.
  • 2010: 9.17.
  • 2011: 8.96.
  • 2012: 9.02.
  • 2013: 8.15.
  • 2014: 8.33.
  • 2015: 8.62.
  • 2016: 8.51.
  • 2017: 9.03.
  • 2018: 8.48.
  • 2019: 9.22.
  • 2020: 7.88.
  • 2021: 7.81.

Como puedes ver, cada vez que batearon en promedio más de 9 indiscutibles por encuentro, les fue mejor que cuando no sucedió así. No obstante, parece que ese no es el destino que buscan emprender los Yankees con un lineup como el que tienen hoy en día, plagado de hombres que anteponen el poner al bateo constante.

De momento, ya la estadística va mal, puesto que en 5 juegos disputados solo promedian 7.00, la media más baja en los últimos 15 años. ¿Volverá a ser un año de condena para los Yankees?