24 mayo 2022

Alerta Mundial con el trigo: "Solo tenemos diez semanas de consumo global"

Alerta Mundial con el trigo: "Solo tenemos diez semanas de consumo...
Alerta Mundial con el trigo: "Solo tenemos diez semanas de consumo global".

Al borde del colapso con el trigo. Ucrania representa junto con Rusia un tercio de la producción de dicho cereal. Y la guerra ha provocado un estancamiento en su salida del país ucraniano. A corto plazo no era un problema pero los efectos a medio y largo plazo se iban a dar y están llegando.

A Ucrania se la llama el "granero" del mundo. De hecho, el periódico británico 'The Telegraph' publicaba que la ONU ya fue alertada de que los inventarios mundiales de trigo han caído a su nivel más bajo desde 2008 debido a que el suministro de este cereal ha sido afectado por un "suceso único en una generación".

"El gobierno ruso parece pensar que utilizar los alimentos como arma ayudará a conseguir lo que su invasión no ha conseguido: quebrar el espíritu del pueblo ucraniano", ha indicado el Secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken,.

Menker ha dicho que las sequías en todo el mundo están contribuyendo a la disminución de los recursos de trigo. Menker ha apuntado que el suministro mundial de alimentos también se está viendo afectado por el cambio climático y la escasez de fertilizantes.

"Actualmente solo tenemos 10 semanas de consumo global en los inventarios de todo el mundo. Las condiciones actuales son peores que las vividas en 2007 y 2008", ha explicado.

Los inventarios están entre un 30 y 20% pero siguen en bajada

Menker ha asegurado que las estimaciones de las agencias gubernamentales oficiales de todo el mundo muestran que los inventarios de trigo se sitúan en el 33% del consumo anual, pero añade que los modelos creados por Gro Intelligence muestran que la cifra puede estar en realidad más cerca del 20%, un nivel no visto desde 2007 y 2008.

"Es importante señalar que los niveles más bajos de inventarios de grano que se han visto en el mundo se están produciendo ahora mientras el acceso a los fertilizantes está muy limitado", cuenta. "Y la sequía en las regiones productoras de trigo de todo el mundo es la más extrema que ha habido en más de 20 años".