Después de la muy estratégica pero poco atractiva pelea que Saúl 'Canelo' Álvarez tuvo contra el ruso Dmitry Bivol, en la cual por cierto, perdió, lo mínimo que esperaban los fanáticos era una revancha con mayor nivel o un combate contra el kazajo Gennady Golovkin para terminar de dirimir diferencias entre ambos, y justo fue esto último lo que se dio a conocer el día de hoy.

A través de sus redes sociales el campeón absoluto de la categoría de los pesos supermedianos, hizo de conocimiento público que sus representantes y los del europeo contra el cual ya se cruzó en par de ocasiones en el pasado, llegaron a un acuerdo para festejar el tercer y probablemente definitivo combate entre los 2.

El duelo tendrá lugar el día 17 de septiembre del año en curso, aunque todavía no se conoce cuál será la sede en la que se llevará a cabo.

Ganas de revancha

Luego de que los episodios anteriores tuvieran resultados algo polémicos y de que fuera el mexicano el más favorecido con un empate y una victoria, GGG subirá con 40 años al cuadrilátero para intentar cerrar una herida que no ha sanado desde aquella decisión mayoritaria que le puso fin a su invicto el 15 de septiembre de 2018.

Aquel fue un cruce ajustado de principio a fin donde ninguno de los 2 pugilistas se guardó nada y la decisión pudo haber caído para cualquier lado. No obstante, Golovkin cree no haber perdido, por lo que desde aquel mismo instante estuvo dispuesto a llevar a cambo un tercer careo contra Álvarez.

A limpiar su nombre

Después de que su condición de libra por libra se viera puesta en tela de juicio, al Canelo no le podría venir mejor una pelea como esta. Es la justa perfecta para dejar en claro la grandeza de su legado y así parece que él lo interpreta a juzgar por sus palabras:

"Estoy muy contento de brindarles las mejores peleas y esta no será la excepción. Es momento de terminar lo que comenzamos".