Siendo un caso completamente particular el de Alex Bregman, es completamente natural que a comienzos de campaña con los suyos esté siempre comenzando de menos a más, dejando absolutamente claro que es un detallito a destacar el hecho de que no deja de dar batazos oportunos cada vez que el equipo de los Astros necesita una ayuda de ese tamaño, pues en particular siempre cumple con este tipo de cosas a develar.

Se habla mucho de que hay una combinación de factores que han dejado absolutamente claro que Bregman no ha sido el mismo de antes como por ejemplo lo son las lesiones y es que sí, es un hombre que es propenso a lesionarse bastante y busca la forma y la manera de mantenerse lo más sano posible.

En la 2022, Alex Bregman ha rescatado números de la siguiente manera: 6 cuadrangulares, 26 remolcadas, un average total de .230 y un porcentaje en base de .765, unos números bastante pequeños para lo que significa su nombre en general y cuando ya casi arribamos a los dos meses de temporada regular donde, Houston es primero en la División Oeste de la Americana con un record de 29-16, teniendo cerca a los Angelinos apenas por 2 partidos de diferencia.

Particularmente de él no carga.

Haciendo hincapié en que no es solo cuestión de que una persona se encargue de lo que deba hacer el equipo, tenemos claro que hay muchos peloteros que deben responder para poder hacer ver que están presentes en la actualidad deportiva como lo es el caso por ejemplo de Yordan Álvarez o más cercano aún, el novato Jeremy Peña, quien no ha hecho menos para los Astros y ha sabido tener empuje para la novena de la 'H'.

Sin embargo, desde los Astros de Houston si avistan una preocupación demasiado fuerte en su temporada regular dejando absolutamente preocupados a sus fans y muy probablemente a la directiva que estaría pensando qué hacer con él más pronto que tarde.

Ahora.

También se supone que dicen las malas lenguas el rendimiento del antes mencionado pelotero se encuentra de esa forma y es por la paga que le ofrecen, quizás pueda tener algo de razón, pero es una forma muy evidente de demostrar inconformidad con tu trabajo y que de "casualidad" quedes fuera de circulación o no hagas las jugadas que se esperan de ti, un arma de doble filo para su verdadera explosión deportiva.

Se entiende que puede ser un empuje mental, un empuje físico y cualquiera de estos dos hay que empezar a trabajarlo lo mejor posible que se pueda, debido a que es una de las piezas más importantes del equipo, aunque desde 2020, su rendimiento ha sido pésimo.

El salario

Es evidente que el salario no es el problema porque estamos hablando de un hombre que se embolsilla 30 millones al año y eso no lo está produciendo con el madero, sin embargo, a través de estos resultados, es muy probable que le pase como a Carlos Correa o al propio George Springer, quienes dejaron el equipo porque posiblemente no estaban rindiendo al nivel de los antes mencionados y estarían rompiendo la liga en otro club.