La maldición que tienen los Yankees de Nueva York desde el 2009 parece que tendría un punto final al término de este 2022.

Sin embargo, aún falta mucho porque trabajar y ejecutar. Los neoyorquinos año a año han tratado de conquistar la Serie Mundial la cual se ha hecho esquiva en múltiples ocasiones.

Temporada tras temporada los Mulos del Bronx han fracasado en sus intentos pese a la dura inyección de capitales desde la alta gerencia.

Sin embargo, el túnel de la gloria parece tener luz al final, esto se debe ir trabajando juego a juego para que Nueva York pueda celebrar su ansiado título 28 de Serie Mundial.

Siete de las ocho oportunidades a la que se logró este registro, la novena de Manhattan llegó a ser Campeón Mundial, solo fueron los Marlins de la Florida del 2003 que evitó que esta estadística fuera perfecta.

¿Cómo le fue en el 2003 a los Yankees?

La zafra de 2003 en Nueva York fue una de las mejores de este siglo. Ganaron más de 100 juegos en la que tuvieron relativa tranquilidad en su división. Puesto que los Medias Rojas de Boston estuvieron por detrás de los rayados a seis juegos.

Entre los mejores bateadores de los Yankees en ese entonces estaban Jason Giambi, Alfonso Soriano, Derek Jeter e Hideki Matsui.

Por su parte, a nivel de pitchers, Andy Pettitte culminó 21 lauros y el unánime Mariano Rivera totalizó 40 rescates para Nueva York.

Unas de las razones principales por la cuáles cayeron en aquel clásico de otoño es la inspiración que llevaban los Marlins que en ocasiones este dato es intangible. Tenían jugadores como Derek Lee, Josh Beckett, Luis Castillo y un jovencito Miguel Cabrera que no tuvo contemplación ante Roger Clemens uno de los mejores pitchers de todos los tiempos.

De todos modos los Yankees tienen que hacer el trabajo para jugar octubre y cuando estén en el "play" en el otoño deberán responder en la hora cero, cosa que no ha sucedido desde el 2009.

Evidentemente es necesario hablar del fracaso para buscar el éxito.