Por estos días un nombre que ya es común y que suena en todos los lugares donde se habla de béisbol es el del novato sensación de los Astros de Houston, Jeremy Peña, un joven pelotero que ha demostrado que ante la ausencia del boricua Carlos Correa, la posición de campocorto sigue estando bien cubierta en el Minute Maid Park.

Con números que ponen en evidencia la calidad que posee a pesar de sus cortos 24 años y unas habilidades poco vistas en alguien que apenas vive su primera temporada en las Grandes Ligas, el oriundo de Santo Domingo es sin dudas, una de las atracciones más interesantes que ofrece la presente edición del campeonato de la MLB.

Por esa razón, es obvio que en algún momento las comparaciones tendrían lugar y parece que este es el tiempo preciso para que así sea. Ante tan increíble arranque del novel toletero apodado La Tormenta, muchos comienzan a preguntarse por estas alturas lo siguiente: ¿Es tan bueno como su contraparte puertorriqueño en sus inicios? ¿Es aún mejor? Eso es algo que intentaremos responder el día de hoy para zanjar todo tipo de especulación y debate al respecto.

Presentes muy distintos

En la actualidad, ambos jugadores viven situaciones muy diferentes. Mientras que Jeremy disfruta enormemente de su dulce primera experiencia como ligamayorista, Carlos está en medio de una crisis ofensiva con su nuevo club.

La línea ofensiva actual de Peña es de .245/.318/.490, con 6 jonrones, 17 carreras impulsadas e igual número de anotadas. Además, posee el segundo mejor WAR de la Liga Americana con 2.1 y el mejor dWAR con 1.0.

A su vez, la realidad del boricua no es tan satisfactoria. Ahora mismo, su hilo de bateo es de .255/.320/.372, con par de cuadrangulares, 11 rayitas remolcadas y 12 anotaciones. Su WAR es de apenas 0.6 y su dWAR de 0.4.

Imposible olvidar

Aunque en estos momentos el muchacho quisqueyano se encuentra en mejor forma deportiva que el ya consagrado beisbolista nacido en Ponce, no hay que olvidarse de la temporada de debut de Correa.

En aquel ya lejando año 2015, The Captain logró hacerse con el premio Novato del Año de la Liga Americana gracias a unas excelentes estatísticas ofensivas. Bateó .279/.345/.512, pegó 22 bambinazos y 22 dobletes, fletó 68 carreras y anotó otras 52.

Para que podamos considerar a Jeremy Peña como un digno heredero del otrora número 1 de Houston habrá que esperar al final de este ciclo, pero a día de hoy, es imposible negar que ha cumplido.