Sabemos que una de las formas de darle un descanso a los lanzadores para ponerlos a tono para el siguiente juego es hacer un movimiento extraño como el que conocemos con poner a jugadores de posición al mando del montículo y para no irnos tan lejos, sí, hablamos del momento en el que el jugador dominicano Albert Pujols estuvo con el equipo de Cardenales haciendo gala de pitcher en un partido en donde tenían una gran cantidad de carreras a su favor de 15-6 cuando terminó el partido.

El nacido en la localidad de Quisqueya vio acción durante todo el noveno inning lanzando una entrada en donde le conectarían par de cuadrangulares, sin embargo, obviamente esto no es su fuerte y es algo a lo que sabían que se atenían los Cardenales. Tomando en consideración lo antes expresado, es verdad que era la primera vez que el número 5 se subía al morrito a lanzar y soltaba de su brazo pitcheos que llegaban hacia las 67 millas por hora, una completa locura para un jugador del cuadro, también lo habría hecho, por ejemplo Pablo Sandoval con los Gigantes, a los que por cierto Pujols estuvo enfrentando.

El troleo mágico también llegó a darse a conocer en el Busch Stadium, casa de los Cardenales de San Luis posterior a la victoria de los pájaros rojos ante los de la bahía, pues el reconocido lanzador de la divisa, Adam Wainwright le dedicó unas palabras al toletero dominicano sin muchas ganas de ser polémico dada la situación y el marcador abultado con el que estaba jugando su ex equipo.

no te preocupes @PujolsFive ... ¡Yo también concedí un jonrón en mi primer juego! Lo resolverás y quién sabe... dentro de 17 años, tú y @A_Knizner podría romper el récord de yadi y yo!

El jugador dominicano también se convirtió de manera increíble en ser un total longevo en todo el sentido de la palabra. Estuvo con 42 años y 118 días en el morrito. Es superado por el recordado Lena Blackburn quien habría hecho esta hazaña y hasta ahora se mantenía como único en lograrla desde la época de 1929.

Adam Wainwright, quien ha sido uno de los lanzadores más emblemáticos de toda la MLB con los Cards, esta temporada tiene 4-3, un porcentaje de carreras limpias por cada nueve entradas de 1.23 y una efectividad de 3.15.

En su carrera, el "Uncle Charlie" tiene 16 años de experiencia con una efectividad vitalicia de 3.35, 188-108 de record, 2037 abanicados y un porcentaje de carreras por cada nueve entradas lanzadas de 1.21, nada mal para una joya que está muy cercana a ser, seguramente de manera indiscutida parte de los mencionados al Salón de la Fama, pero no a Cooperstown, sino de los Cardenales de San Luis con todo el lujo que solo él merece.