El Clásico Mundial de Béisbol que se realizará en el año 2023 ya comienza a generar debates en distintos círculos de fanáticos por diversos motivos. Entre los temas más comunes está la eterna discusión sobre qué selección puede ganar el torneo y por supuesto, también el de qué jugadores llevará cada combinado para representar de la mejor manera su bandera.

Uno de esos equipos de los cuales se discute a menudo es el de República Dominicana, país que ya tuvo la oportunidad de salir campeón del certamen en el año 2013 y que cuando del rey de los deportes se trata, siempre es un gran candidato para llevarse los máximos honores.

Entre las posiciones más discutidas de la alineación de Quisqueya está la de receptor, lugar donde no se sabe con certeza quién será el privilegiado. Varias son las opciones con que cuenta el país del merengue, pero sin dudas lo que más revuelo causa es el caso de Gary Sánchez, excareta de los Yankees de Nueva York que hace bastantes meses parecía tener el cupo seguro y que ahora pudiera quedarse incluso fuera de la nómina definitiva.

Ofensiva desplomada

En sus últimas 3 campañas como grandesligas, el hoy jugador de los Mellizos de Minnesota ha bateado en Las Mayores una pobre línea ofensiva de .190/.291/.402 con 215 ponches y solo 76 boletos conseguidos.

Parece haber quedado muy lejos aquella versión suya de 2016 y 2017 que le permitió luchar por el premio Novato del Año y que tantas alegrías le dio a los fanáticos de los Mulos del Bronx.

Por estas razones, no es descabellado hacerse la idea de una selección dominicana sin El Kraken, puesto que si lo que se busca es el beneficio del elenco nacional, podrían elegirse otros elementos con mejor presente.

Alternativas en Las Mayores

Una de las posibilidades que ha cobrado más fuerza por estos días es la del receptor de los Rays de Tampa, Francisco Mejía, toletero que puede batear a ambos lados del plato y que ha demostrado estar en gran nivel durante los últimos 2 ciclos de la pelota estadounidense.

En ese periodo ha puesto hilo ofensivo de .266/.319/.428, a la vez que ha probado tener una muy buena defensa y gran comando sobre los lanzadores con que ha hecho batería. 

Otra opción viable es Pedro Severino, integrante de los Cerveceros de Milwaukee que actualmente se encuentra cumpliendo una suspensión de 80 encuentros por consumo de sustancias prohibidas y todavía no se ha estrenado con los lupulosos.

Aun así, en sus 3 años previos con los Orioles de Baltimore bateó para .249/.315/.397, con 111 carreras impulsadas y 86 anotadas.

Más pelea por los cupos

No solo en MLB tiene opciones la República Dominicana para darle cubrimiento a la posición número 2. También en el propio circuito invernal local, es decir, la LIDOM, hay alternativas bastante interesantes.

Nombres como los de Charlie Valerio de los Leones del Escogido, Carlos Paulino de los Gigantes del Cibao y Francisco Peña de las Águilas Cibaeñas, podrían ser tomados en consideración para formar parte del roster de la República Dominicana en el Clásico Mundial de Béisbol 2023.

Ahora, entre tanta gente disponible, la gran pregunta que nos trajo hasta aquí parece tener una respuesta cada vez más compleja: ¿Irá Gary Sánchez al WBC? Nadie puede afirmarlo o negarlo con certeza.