20 mayo 2022

La detección del cáncer de próstata con un análisis sanguíneo es mejor de lo que se creía, sobre todo para los hombres negros, según un estudio

(CNN) -- Un análisis de sangre para detectar el cáncer de próstata puede ser mejor de lo que los expertos pensaban en un principio, especialmente entre los hombres de raza negra, según un nuevo estudio.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), no existe una prueba estándar para detectar el cáncer de próstata. Dos de las pruebas más utilizadas son el tacto rectal y un análisis de sangre para detectar el antígeno prostático específico (PSA), una enzima que suele ser más elevada en los hombres con cáncer de próstata.

Un estudio, publicado el domingo en la revista académica New England Journal of Medicine Evidence, analizó el grado de éxito de los análisis de sangre en todas las razas, y específicamente en los hombres de raza negra, estimando la frecuencia con la que estas pruebas conducen a un sobrediagnóstico y un sobretratamiento. Los investigadores analizaron tres décadas de registros hasta 2016, el último año en el que los registros estaban disponibles.

No solo la prueba fue más efectiva de lo que los científicos pensaron originalmente, el estudio determinó que el beneficio neto es incluso mayor para los hombres negros que para la población general.

Según el estudio, se evitó una muerte por cada 11 a 14 hombres de todas las razas diagnosticados de cáncer. Entre los hombres negros, la prueba evitó 1 muerte por cada 8 a 12 hombres diagnosticados y 1 muerte por cada 5 a 9 hombres tratados por cáncer de próstata.

En estudios anteriores se comprobó que las pruebas evitaban 1 muerte por cada 23 hombres diagnosticados, lo que se traducía en un tratamiento excesivo.

El cáncer de próstata está generalizado. Con el aumento de las pruebas a finales de la década de 1980, hubo una tendencia a tratar tanto los tumores que no eran una amenaza real como los que sí lo eran, según la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica. Pero más recientemente, en el caso de los tumores que no muestran riesgo de progresión, los médicos han adoptado un enfoque de vigilancia activa.

El cáncer de próstata es la segunda causa de muerte por cáncer en los hombres estadounidenses, por detrás del cáncer de pulmón, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer. De cada 100 hombres estadounidenses, unos 3 padecerán cáncer de próstata a lo largo de su vida, según los CDC, y 2 o 3 hombres morirán a causa del cáncer de próstata.

Los hombres negros tienen casi el doble de riesgo de muerte por cáncer de próstata que la población general.

También padecen cáncer de próstata con más frecuencia. Sin embargo, los hombres negros han estado históricamente infrarrepresentados en los ensayos clínicos que analizan la tasa de éxito de las pruebas y otras herramientas de diagnóstico.

"Estos datos deberían impulsar a los legisladores a reconsiderar la utilidad de la detección del cáncer de próstata basado en el PSA, en particular para los hombres negros", concluye el estudio. "El potencial para el sobrediagnóstico y el sobretratamiento permanece, aunque estos daños pueden ser mitigados por los protocolos actuales para el triaje de los hombres antes de la biopsia y la vigilancia activa para los hombres con enfermedad de bajo riesgo".

El estudio está parcialmente financiado por la Fundación Bristol Myers Squibb, que tiene medicamentos para el cáncer de próstata en desarrollo.

La detección temprana del cáncer de próstata salva vidas 1:09

El Dr. William Dahut, director científico de la Sociedad Estadounidense del Cáncer, dijo que los resultados son ‘muy importantes’. No es algo que diga comúnmente". Dahut no formó parte de esta investigación.

Sin embargo, Dahut señaló que algunas prácticas son un poco diferentes ahora que cuando se recogieron estos registros. Los médicos también pueden detectar el cáncer de próstata con una resonancia magnética, por ejemplo, y un diagnóstico de cáncer no conduce a un tratamiento con tanta frecuencia.

Esto solía llamarse "conducta expectante", pero Dahut dijo que en realidad es más activo de lo que parece.

Dependiendo del riesgo de que el cáncer se extienda, la persona puede ser vigilada de cerca con resonancias magnéticas y biopsias periódicas en lugar de recibir tratamientos como la cirugía y la radiación. Tendrán una conversación continua con su médico sobre cómo controlar la enfermedad.

"Este estudio debería animar a más personas a someterse a las pruebas de detección", afirma Dahut. "Hoy en día, uno tiene mucha más capacidad para tomar una decisión más matizada y reflexionada con su médico sobre si se va a tratar o no el cáncer de próstata".

"En última instancia", añadió, "lo que esto significa es que, si se detecta la enfermedad y se trata adecuadamente, los resultados pueden tener un impacto significativo y positivo".