Hablar de Manny Machado en el 2022, es hablar de gran pasado, excelente presente y probablemente mejor futuro. El tercera base de los Padres de San Diego arrancó este año endemoniado y parece no cansarse de repartir batazos a diestra y siniestra para que los suyos sigan ganando.

Cuando se pensó que sería un arranque amargo para los Frailes por la ausencia de Fernando Tatis Jr. a causa de una lesión en una de sus muñecas y posterior cirugía, está siendo todo lo contrario. Las cosas para el cuadro californiano han sido puro cantar y coser.

En gran parte porque cuentan con el que hoy por hoy es el mejor pelotero de las Grandes Ligas o cuanto menos, el que en mejor racha se encuentra: El Ministro dominicano. Es una verdadera oda al buen bateo lo que le está haciendo al arte de utilizar el madero el nacido en Hialeah, Florida.

En el encuentro de la última jornada contra los Guardianes de Cleveland se encargó de despachar el quinto jonrón del año para él. Fue un bambinazo de 2 carreras que sirvió para que los que visten de marrón y oro se impusieran por pizarra de 5x4 a los otrora llamados Indios en el estado de Ohio.

Bambinazo descomunal

En la parte alta del tercer episodio con un out en la pizarra y un compañero corriendo en la inicial, Manny Machado aprovechó un lanzamiento alto a 90 MPH del serpentinero diestro Zach Plesac para exhibir todo su poder y depositar la pelota en lo más profundo del jardín izquierdo a 350 pies de distancia.

Fue una línea trepidante que venció la alta valla del estadio Progressive Field y que en ese momento dejó encaminada la victoria número 16 de los Padres poniendo el electrónico a su favor 3x0.

Volvieron pero no pudieron

Los dueños de casa lograron igualar las acciones en el marcador más adelante, pero otra ofensiva de San Diego en la apertura del sexto capítulo los sacó de combate. La cuarta rayita llegó impulsada por un doblete de Austin Nola y la quinta, gracias a un fly de sacrificio de Jake Cronenworth.

Con este nuevo lauro, el elenco que dirige Bob Melvin se puso a medio juego de diferencia de los Dodgers de Los Ángeles en la lucha por la cima de la División Oeste de la Liga Nacional.