ipLos Yankees de Nueva York y los Azulejos de Toronto son con toda seguridad 2 de las escuadras con mejor nómina en esta temporada 2022 de las Grandes Ligas. Eso ha hecho que entre estas 2 franquicias surja una especie de rivalidad moderna donde cada juego es de alto impacto y en el que los jugadores se toman muy en serio cada una de las acciones en las que intervienen.

La guerra por el banderín de la División Este de la Liga Americana está declarada entre Pájaros Azules y Bombarderos, y obviamente el juego de hoy cuenta como una batalla más dentro de esta larga y férrea disputa.

En este, cuando parecía que el triunfo caería hacia el lado de los canadienses un batazo cambió por completo el resultado sobre el final. Fue Aaron Judge, quien como bien dice su apodo de El Juez, dictó sentencia y decidió que la alegría no sería para los visitantes de Toronto.

Picaron adelante

Los Blue Jays fueron los encargados de abrir la pizarra en el Yankee Stadium durante esta noche gracias a un jonrón solitario de George Springer en el primer episodio por el jardín izquierdo, pero no pararon allí. 2 entradas más tarde un doblete de Santiago Espinal les reportó 2 carreras más a los vestidos de celeste.

No obstante, los Mulos del Bronx volverían a poner las cosas en equilibrio en el sexto inning, cuando un cuadrangular de 3 carreras de Giancarlo Stanton devolvió la paridad al marcador.

Volvieron a responder

Las cosas no estuvieron mucho tiempo parejas en la Gran Manzana, puesto que como buenos contrincantes, los de Canadá ripostaron combinando batazos del cubano Lourdes Gurriel Jr. y el mexicano Alejandro Kirk para construir 2 rayitas y ponerse 5x3 en cabeza una vez más en la apertura del octavo capítulo.

El Juez bajó el martillo

Parecía que los Yankees estaban condenados a perder al comienzo del noveno tramo, pero no. Después de abrir con ponche la hipotética última oportunidad ofensiva de los locales, Isiah Kiner-Falefa, el receptor Jose Trevino y el antesalista DJ LeMahieu recibieron boletos y dejaron la mesa servida para Aaron Judge.

Con la responsabilidad de brillar al ser el líder de este lineup, el dorsal 99 no defraudó. Sacó la bola por la pradera izquierda con un poderoso swing que mandó la esférica a volar un total de 414 pies de distancia.

De esta manera, los neoyorquinos ganaron 6x5 dejando en el terreno a sus más acérrimos oponentes de las últimas semanas.