Tras la escuadra representante de China Royal Never Give Up, avanzar el pasado viernes a las instancias finales del  Mid-Season Invitational  MSI,  solo quedaba  esperar quien sería su rival en el encuentro entre el equipo de T1 y G2 esports. El enfrentamiento que viene con sabor a venganza para la escuadra coreana, tras su derrota en semi finales en la edición 2019 del mismo torneo. Durante todo el evento G2 se mantuvo creando contenido y declarando que al igual que en 2019 T1 estaría eliminado del MSI por su mano. Tras encontrarse en la fase de Rumble Stage del torneo las acciones estaban igualadas 1 por bando y todo se definía en semis.

El primer mapa G2 sufría desde la fase de selección y bloqueo, tras la primera selección de Galio mas Pyke, T1 elegiría una Tristana en la manos del rey demonio Faker, que marcaba el inicio del calvario de G2. Desde el comienzo del mapa T1 empezaba a tomar ventajas con la Tristana derritiendo las placas y torretas. Tras un intento fallido de dive por parte de G2 en el cuadrante inferior, T1 aprovecha y con ayuda de un Heraldo tumbaba 2 torretas y esto le dio una ventaja a Faker con Tristana que fue imposible de remontar y poco mas de 24 minutos descendía el primer clavo en el ataúd. El segundo mapa supondría ser uno más parejo pero desde el minuto 1 donde T1 conseguía la primera sangre, G2 se complicaba y las buenas rotaciones de Oner y Keria le hacían imposible tomar esta partida y la Leblanc de Faker como cereza en el pastel de u mapa que colocaba sobre las cuerdas a G2. Ya con un G2 discontinuado la tercera partida era de tramite, Oner con Lee Sin y Zeus con Gnar se tomarían poco mas de 20 minutos para sentenciar la partida y con esto cobrar venganza y eliminar a G2.

Con esto se erige otra final asiática en torneos internacionales de League Of Legends, cuando RNG y t1 se vean las caras para ver cual será el primer equipo en ganar 3 MSI. La final del Mid-Season Invitational será mañana en punto de las 4am hora dominicana, a través de lolesports.com