Cuando los Yankees de Nueva York acabaron la campaña 2021 con un fracaso más en su mochila solo tenían claro un objetivo para el próximo ciclo: reconstruir el equipo y volverlo a intentar en el futuro. Para ello, era necesaria la incorporación de nuevos jugadores, pero también darle continuidad a aquellos que podían ser de utilidad en los tiempos venideros.

Así es como renovar a Aaron Judge se transformó en una prioridad de primer orden para unos Bombarderos que buscan el éxito que les es esquivo desde un ya lejano 2009. Retener a su máxima figura por varias primaveras se convirtió en una meta que luego pasó a ser novela cuando las desavenencias con el jardinero llegaron y nada se pudo concretar durante la temporada baja.

Es así como el actual campeonato bajo un contrato por 17 millones de dólares podría ser el último de El Juez como jugador de los Mulos del Bronx si al finalizar el mismo no lograra llegar a un acuerdo con ellos y sus pretensiones económicas le obligaran a buscar nuevos horizontes.

Pero, ¿ha sido esto malo para los de la Gran Manzana? Pues parece que no y hoy te explicaremos por qué.

Despertaron a la bestia

Convencido de que su talento vale alrededor de 35-36 'melones' por año, Judge no quiso aceptar la conservadora oferta de la gerencia yankee por poco más de 30. Eso hizo que todo quedara en el limbo luego de que el enorme guardabosques decidiera no seguir conversando sobre este tema mientras se desarrolla la campaña, por lo que ya es prácticamente un hecho que va a ser agente libre al culminar esta.

Sin embargo, el saber que tendrá que buscar el que probablemente será el convenio que marcará un antes y un después en su carrera como deportista por lo jugoso desde el punto de vista monetario, ha provocado una reacción beisbolística en él que pocos habrían esperado pero que muchos, especialmente los seguidores de la novena más ganadora de la historia, están disfrutando.

Números de MVP

En este momento, tras haber disputado 33 cotejos, el dorsal 99 de los Bombarderos tiene línea ofensiva de .296/.369/.632, con 12 jonrones (líder de Las Mayores en este departamento), 6 dobletes, 27 carreras impulsadas y 28 anotadas (gobierna la Liga Americana en este renglón). Ha alcanzado un total de 79 bases, lo que le permite comandar el joven circuito en el rubro de almohadillas totales.

Asimismo, muestra un OPS de 1.001, un OPS+ de 194 y un WAR de 1.7. Sin lugar a dudas, su mejor arranque de zafra desde que compite en el Big Show.

Jugada maestra

Al parecer, la negativa de la franquicia de los Yankees para extender a quien hoy es su pelotero insignia pudo ser interpretada como una ofensa por El Juez, quien ante esta circunstancia, se habría propuesto demostrar que vale lo que exigió.

De esta manera, al finalizar la temporada 2022 podría volver a pedir esos 35-36 millones de nuevo y frente a esta magnífica versión suya y la presión mediática que ella ejercerá, a los neoyorquinos no les quedaría más remedio que ceder.

Ahora, ¿Es malo sacar lo mejor de tu pieza más poderosa? Claramente no. Esta vez fue un ganar-ganar para Brian Cashman y la familia Steinbrenner.