La idea no es nueva, viene rondando hace un tiempo en el universo de los Yankees de Nueva York y si todo parece estar bien con los Mulos en este tramo de la temporada, tener a un hombre así rumbo a octubre, le sentaría muy bien a la fanaticada en el Bronx.

Hablamos de un hombre de la casa, formado en el sistema de granjas de los Yankees, para nada un desconocido y ya con 14 años de experiencia, David Robertson puede ser un seguro importante de victorias en los tramos finales de cada juego, en caso de darse un hipotético regreso al equipo de sus amores.

2009 Yankee David Robertson is on to pitch for the Cubs. And if you're nostalgic for the '09 #Yankees, you should read #MISSION27https://t.co/IdOUIhHM89

La idea suena y junto a Andrew Benitendi y Víctor Robles, varios analistas de peso, como Joel Sherman de MLB Network, piensan que Robertson puede vestir otra vez la franela yankee, a raíz de un posible traspaso desde los Cachorros de Chicago en la fecha límite de cambios, fijada para el 2 de agosto.

El preámbulo

Después después de su experiencia en los Rays en 2021 y su intención fallida de volver con los Philies de Philadelphia; Robertson firmó un pacto de 3,5 millones con los Cachorros en marzo último.

Y si todos daban por terminada su carrera y casi nadie lo recordaba dentro del contexto beisbolero, Robertson, pasando incluso por una cirugía en su brazo ha emergido con mucha más consistencia, evocando glorias pasadas.

El veterano ha estado inmenso y en 20 juegos con el elenco de la ciudad de los vientos, compila para una efectividad de 1,59 con 32 ponches en 22,2 tramos.

El mejor momento

Sin dudas, una condición que hace recordar a aquella de 2014, cuando David Robertson tuvo que asumir por Mariano Rivera como cerrador habitual y en 44 juegos salvó 39 con un promedio de limpias de 3,08.

Se trata de un jugador All Star, de un hombre capaz de adaptarse a cualquier función en el juego, intermedio, acomodador o cerrador y eso lo sabe bien Cashman.

A Aaron Boone no le vendría mal sumar un brazo como el de David Robertson a un cuerpo de relevistas talentosos con Clay Holmes, Jonathan Loáisiga y Aroldis Chapman.

Un ganador

Lo otro es que se trata de alguien con mentalidad ganadora y uno de los últimos referentes de los Yankees de Nueva York en aquel campeonato de 2009.

Ya sea por cábala, por retomar la mística, porque está viviendo un excelente momento en cuanto a forma deportiva se refiere; como quiera David Robertson pudiera regresar a casa y por ahora es algo que luce bien.