Las cosas parecieran no poder estar saliendo mejor para los Yankees de Nueva York en lo que va de temporada 2022. Pero sí hay un sentir generalizado sobre un punto que sí podría haber resultado mejor. Al menos era lo que en el Bronx se esperaba. Se trata de Joey Gallo, el cual no ha estado a la altura de las expectativas en su nueva casa.

Desde su llegada a los Yankees de Nueva York , Gallo está bateando .167 con 19 jonrones y 148 ponches en 103 juegos. Un OPS+ de 86.

El dos veces All-Star y dos veces ganador del Guante de Oro, se ha convertido en un depósito de quejas para los fanáticos de los Yankees; y la llamada de los Rangers de Texas a Ezequiel Durán empeora el sentir de inconformidad con el movimiento que llevó a Joey Gallo a las filas de los Bombarderos de esa afición neoyorkina.

Los Rangers de Texas subieron a la Gran Carpa a Ezequiel Durán el sábado. El oriundo de San Juan hizo su debut en la MLB jugando en un par de juegos durante el fin de semana pasado. Durán se fue de 7-2 y consiguió su primer hit en las Grandes Ligas en la derrota del domingo 6-5 ante los Marineros de Seattle . Durán conectó un sencillo en la segunda entrada y su primer jonrón en la MLB en la séptima entrada.

FanGraphs informó que hasta el domingo, Ezequiel Durán lidera las menores con 24 dobles. El infielder de 23 años presenta los siguientes números en el sistema de los Vigilantes de Texas: .317/.365/.574 con un 132 wRC+ en 200 apariciones en el plato para los Double-A Frisco RoughRiders.

Duran ahora se ubica como el prospecto No. 7 de los Rangers, según MLB Pipeline.

Fue llamado para reemplazar al lesionado Brad Miller, saltando directamente de Doble-A a Las Mayores.

Duran produce algunas de las mejores velocidades de salida en el sistema y posee poder legítimo con manos y muñecas fuertes que crean una velocidad de bate explosiva. Además es rápido, Duran tiene un potencial de 20-20. En el aspecto defensivo, su brazo es más adecuado para la segunda base, pero se le sitúa mejor como antesalista, no obstante, puede probarse en el campocorto.

Durán fue fichado por los Yankees de Nueva York en la clase de agencia libre internacional del 2017. Estuvo plagado de lesiones en 2018 pero en 2019, lideró la Liga de Nueva York y Pennsylvania en cuadrangulares, mientras jugaba en la segunda base con destreza. De esta manera se situó top-10 en un profundo sistema de granjas de los Yankees.

Un 2020 perdido, y arrancó el 2021 como un joven de 22 años sin experiencia de temporada completa. Sin embargo, Durán saltó a clase A-alta y continuó mostrando su poder. Pasó algún tiempo en las paradas cortas y tercera base, y se ubicó en los últimos 10 puestos del Top 101 de 2022. Su swing en las ligas menores altas, lo mantuvo como el 99º mejor prospecto del béisbol.

En la Liga de Texas, hasta ahora, Durán batea .317 y está en camino de lograr más de 80 dobles.

Durán ha disminuido su agresividad en el plato en la Liga de Texas y está haciendo mejores decisiones de swing. Su calidad de contacto siempre ha sido buena debido a sus fuertes muñecas y a la gran velocidad de su bate.

De Durán se proyecta que podría lograr algunas temporadas de .270, 20 cuadrangulares/40 dobles en su mejor momento. Defensivamente, su mejor opción actualmente es la tercera base, donde encajará en Texas, se cree que también puede en las paradas cortas cuando sea necesario. Durán siempre ha lanzado de lado con su brazo izquierdo, pero su alcance no es el ideal para el centro del infield.

La verdad es que su bateo aún está en desarrollo. A largo plazo, luce será un jugador sólido de todos los días. A corto plazo, es la mejor opción tiene Texas;el equipo puede entrar en la carrera por un Comodín. El principal desafío es su poca experiencia profesional.

Tal vez algunos yankeestas sientan, que no necesitaron a Gallo (al menos no a este Gallo) y que el dominicano podía en no mucho tiempo transformarse en una pieza estable del cuadro interior en Nueva York.Pero lo que no fue, no será. Y se entiende tengan tal pensamiento.

Sin embargo, la realidad para Ezequiel es, que muy probablemente salir de Nueva York haya sido lo mejor para su carrera; con lo preñado de talento de cuadro interior en el que se encuentra el sistema de finca de los Yankees. De seguro que aún no se hubiese tomado su taza de café en Las Mayores de haber permanecido allí.