Esta es una historia de adopción y amor familiar. La vida de Aaron Judge, el líder de cuadrangulares esta temporada y principal figura de los Yankees de Nueva York.

Si sigues el béisbol de las grandes ligas, sin duda escuchas hablar de Aaron Judge con frecuencia. Judge se encuentra en su séptima temporada en la MLB, convirtiéndose en una figura relevante no solo para su equipo, sino para toda una generación.

El jardinero de los Yankees de Nueva York, resultó ser el novato del año durante su temporada de novato en 2017. Aaron es al día de hoy, el Jugador Más Valioso de los Yankees.

El actual líder de jonrones de esta temporada, proyecta superar 61 bambinazos al cierre de esta campaña.

Lo más característico de su juego es su enorme poderío, no solo que conecta cuadrangulares con frecuencia, sino que lo hace con mucha fuerza, mandando a volar las bolas bien lejos. Es ganador del Derby de jonrones de la MLB.

Judge se ha ganado los corazones de muchos fanáticos del béisbol en todo el mundo.

El talento y la fuerza pueden ser los pilares de su preponderante calidad de slugger, pero detrás del swing de Judge, está la pasión, la humildad, el respeto y la actitud de un gran compañero de equipo, la base que levanta la hermosa esencia de este jugador más allá del desempeño élite.

Es por esas cosas que tanta gente lo ama y le respeta. Aaron Judge es un ejemplo dentro y fuera del terreno y sumamente productivo con su guante y su bate.

A pesar de su rápida fama, Aaron Judge no es de los que se jactan de su éxito.

Solo trato de ser el mejor Judge que puedo ser, todos los días”.

Talentoso y respetuoso. Aaron Judge da la mayor parte del crédito a sus padresWayne y Patty Judge,  dos profesores de educación física jubilados de California. Si bien sus padres no le dieron su estatura de 6 pies 7 pulgadas y 275 libras, le enseñaron a Aaron cómo ser un hombre dedicado, trabajador y respetuoso desde el primer día.

Judge le dijo al New York Post:

Mis padres son increíbles, me han enseñado muchas lecciones. Honestamente, no puedo agradecerles lo suficiente por lo que han hecho por mí. Estoy bendecido”.

La madre de Aaron, Patty, dice que en realidad son ella y su esposo quienes son verdaderamente bendecidos, ya que adoptaron a dos hijos maravillosos y pudieron verlos convertirse en personas exitosas.

Sí. Aaron Judge fue adoptado por la pareja de esposos Patty y Wayne Judge. Adoptaron a Aaron recién nacido, en el segundo día de su vida en abril de 1992.

El 26 de abril de 1992 nació Aaron James Judge, en Liden, California. Allí también se crió.

Aaron Judge tiene una adopción cerrada, lo que significa que no tiene (y nunca ha tenido) ningún contacto con sus padres biológicos. Afirma que él nunca ha querido, tampoco. En una entrevista con Newsday, Judge simplemente declaró:

Tengo un par de padres, los que me criaron."

Judge compartió que nunca sintió la necesidad de conocer todos los detalles sobre su historia familiar o buscar a sus padres biológicos.

Fue adoptado con solo un día de haber nacido. Se enteró por sus padres adoptivos sobre su adopción a la edad de 10 años. 

Le surgieron algunas preguntas a esa edad, sus 10 años. Explicó que la conversación fue más o menos así:

“No me parezco a ti, mamá. No me parezco a ti, papá. Como, ¿qué está pasando aquí?

Y ese día confirmó sus sospechas. Su apariencia era muy distinta a la de sus padres.

No está claro de qué país son sus padres biológicos. Pero por su aspecto físico, es birracial.

Judge explicó a MLB.com:

“Simplemente me dijeron que era adoptado. Yo estaba como, 'OK, está bien para mí'. Sigues siendo mi mamá, la única mamá que conozco. Sigues siendo mi papá, el único papá que conozco”.

Por supuesto, no todos los niños que son adoptados se sienten así acerca de su historia de adopción. Para desarrollar un sentido de identidad, encontrar sentido a sus vidas o completar algunas piezas faltantes, muchos adoptados buscan información sobre su biología. Esto es completamente normal.

Esto no afectó la relación con sus papás. Sus padres le amaban tanto como cualquier padre biológico a su hijo. Incluso, Judge ha atribuido a sus padres el haberse convertido en una superestrella de MLB. 

Aaron Judge lo expresó perfectamente cuando le dijo a Newsday:

“Algunos niños crecen en el estómago de su madre; Crecí en el corazón de mi mamá… Ella siempre me mostró amor y compasión desde que era un bebé. Nunca he necesitado pensar diferente ni preguntarme nada”.

La mayor enseñanza, según Aaron, ha sido mostrarle el bien y el mal. A tratar a las personas con respeto.

También lo alentaron a la universidad. Y el hermano del "Juez", John, que también fue adoptado, se hizo maestro al igual que sus padres ya jubilados del ejercicio.

Patty, Wayne, John, y Aaron: una unión descrita según los padres del número 99 de los "Bombarderos del Bronx" como un milagro. Aaron dijo The Post:

"... siento que me eligieron a mí... que Dios fue quien nos unió”.