La atleta de alta competición, Juana Castillo, fue sentenciada a siete años de arresto domiciliario tras ser encontrada culpable de haber ultimado con una tijera a su pareja Luis Disla, hecho ocurrido dos años atrás en La Higuera en el Seibo.

La medida fue impuesta por los jueces del Tribunal Colegiado de El Seibo, a pesar de que la Fiscalía solicitó 20 años y variación a prisión preventiva.

El hecho por el que Castillo fue condenada ocurrió en 2020, en la residencia de la pareja en el batey La Higuera de la provincia El Seibo.

Según declaraciones de la deportista, cometió el crimen porque el fallecido amenazaba con arrancarle su parte íntima, debido a un arrebato de celos.

Manifestó que no le quedó otra alternativa de atacar a su pareja luego de un forcejeo donde logró quitarle la tijera, con el cual ya le había cortado parte del pelo.

“Yo estaba acuartelada por las elecciones y cuando llegué a la casa, cegado por los celos, trató de revisarme mi vagina, me cortó parte del pelo con una tijera", dijo.

Sostuvo que le dolió mucho esa acción de querer revisarla delante de sus hijos.

Castillo, quien es asimilada militar, con rango de segundo teniente, fue una atleta de alto rendimiento que puso el nombre de la República Dominicana en alto. Ha sido campeona Nacional con el récord en la actualidad de 100 metros con obstáculos.

Asimismo, ha participado en varios juegos Panamericanos y del Caribe y también en el heptatlón (7 eventos combinados), entre otras.