El nombre de Alexander Ogando probablemente no sea demasiado conocido en República Dominicana, o al menos no lo era hasta los tiempos recientes. Sin embargo, en muy pocas semanas, el chico nativo de San Juan de la Maguana ha ido tomando relevancia en los círculos del atletismo debido a su increíble velocidad y versatilidad cada vez que se para en la pista. Sus registros en el cronómetro hablan de un ascenso meteórico y también permiten a la isla caribeña ilusionarse con tener un corredor de talla mundial.

Su nombre comenzó a sonar hace un año cuando en los pospuestos Juegos Olímpicos de verano de Tokio 2020, le otorgó a su patria la medalla de pata en la prueba de relevo de 4x400 metros, corriendo como finalizador del cuarteto quisqueyano. Por aquel entonces tenía 20 años, pero ya mostraba dotes de un verdadero velocista de élite.

El hombre de los récords

A sus tiernos 22 años, Ogando ha impuesto y reimpuesto como le ha venido en ganas los récords en las pruebas de 100, 200 y 400 metros dentro del atletismo dominicano. Sobre esta facilidad que tiene para mejorar en el segundero, el presidente de la federación nacional de atletismo y ex corredor olímpico, Gerardo Suero Correa, respondió a la pregunta de si Alexander será el primero en batir las marcas de los 10, 20 y 44 segundos en las 3 modalidades antes mencionadas, respectivamente, diciendo lo siguiente:

"Escríbalo que eso será así. El muchacho tiene todas las condiciones para hacerlo".

Asimismo, el entrenador de este prodigio y otrora doble campeón mundial y olímpico en los 400 metros con vallas, Félix Sánchez, indicó:

"Alexander Ogando será un caso único en el atletismo latinoamericano".

Lo que dicen los libros

Según World Athletics, la mejor marca de este veloz merenguero en 100 metros es de 10.06 segundos, mientras que en los  200 es de 20.03 y en 400 es de 44.68. Todas las marcas logradas en este 2022.