Bryce Harper, se sometió a una cirugía luego de que una bola rápida de Blake Snell a 97 mph lo golpeara el 25 de junio.

El día de ayer el jardinero derecho de los Filis de Filadelfia dijo a la prensa que le insertaron tres clavos en su pulgar izquierdo fracturado. Se negó a dar una fecha para su regreso, pero agregó que sí espera volver a jugar esta temporada.

Harper que se había visto obligado a asumir el papel de bateador designado semanas antes debido a un ligamento parcialmente desgarrado en su codo derecho, continuó aportando en el plato bateando .318 con un OPS de .985, 15 jonrones, nueve bases robadas, 48 ​​carreras impulsadas y 166 wRC+. Cosechó un ritmo que abría posibilidad de defender su título de MVP en la liga. Y quizás convertirse en el primer bateador designado en lograr el título, pero las lesiones cambiaron el curso de las cosas.

Filadelfia tiene un récord de 43-38, siete juegos detrás de los Mets y 2.5 detrás de los Bravos en la División Este de la Liga Nacional.

A la ausencia de Harper, los Filis se las han arreglado para no caer y han ido bien. Filis tienen marca de 5-3 desde la última ausencia de Harpe y en la serie  del fin de semana contra San Luis, se impusieron, a la vez que Rhys Hoskins está en una buena racha.

Han tenido un contribuyente sorpresa en Darick Hall, un toletero de ligas menores que nunca fue considerado un gran prospecto, ha llenado parte del poder que faltaba en el medio de la alineación.

El equipo tiene dos lanzadores abridores menos (Zach Eflin, Ranger Suárez) y el camino sin Harper es difícil. Necesitan a Nick Castellanos y J.T. Realmuto, dos estrellas que han tenido un bajo rendimiento, por debajo de lo que se espera de estos hombres. Se necesita en lo adelante mejoren.

Los Filis van a luchar por ir a postemporada. Serán compradores con o sin Harper.

Las prioridades de la fecha límite de canjes de los Filis cambian a medida que el caso de cuándo tendrían a Bryce Harper de regreso se esclarece.

Estos de seguro irán por reforzar el bullpen, pero queda la duda de si buscarán otro bate para su jardín o mejorar el cuadro interior, aunque en el mercado no hay muchos infielders.