Una de las ventajas que otorga el hecho de participar en un torneo como la Liga de Verano o 'Summer League' de la NBA, es brindarle minutos de juego y mayores oportunidades a aquellos jugadores que recién ingresan al roster o que no fueron seleccionados en el Draft y por ende buscarían ganarse un cupo para la temporada con su equipo actual.

En temporadas recientes, los dominicanos han usado la Summer League como una forma de dejarse ver por los equipos de la NBA, y así recalar por otro conjunto cuando no hacen el equipo grande en alguna sucursal de la G-League.

Chris Duarte resalta por entrar a su segundo año en la liga con los Indiana Pacers; sin embargo se llegó a perder gran parte de la segunda mitad de la temporada pasada por lesión. Es por ello que los Pacers lo tendrán desde un inicio, haciéndole seguimiento a sus problemas que tiene en su pulgar del pie izquierdo.

El escolta nacido en Puerto Plata, indudablemente busca mejorar lo alcanzado en su primera temporada en Indiana, en la cual disputó hasta 55 partidos, promediando 13.1 puntos y 4.1 rebotes en 28 minutos por juego.

Otro que ha sido noticia es Lester Quiñones, que recientemente acaba de concretar su contrato de dos vías con los Golden State Warriors; el base, proveniente de la Universidad de Memphis en la NCAA, ya ha visto acción en la edición 2022 de la Summer League, llegando a destacar en el segundo partido de los Warriors ante los Lakers, anotando 19 puntos y tomando 5 rebotes, despertando además los elogios de su entrenador actual Seth Cooper.

Quiñones posee unas características que lo catalogan como un buen jugador tanto en el plano ofensivo (media y larga distancia) como en el defensivo, virtudes que le pueden garantizar en cualquier momento un llamado de parte de Steve Kerr para que forme parte de los elegibles en algún encuentro donde los titulares requieran algún descanso.

Destacar también a otros dos jugadores dominicanos pertenecientes al conjunto de los Charlotte Hornets; el primero es Justin Minaya, una vez que no resultara elegible en el pasado Draft 2022, fue llamado por el equipo propiedad de Michael Jordan para integrarse en la liga de verano. El hijo de Omar Minaya (ex gerente de los New York Mets) fue uno de los mejores defensivos con los Friars en la NCAA, contribuyendo a obtener el título de conferencia.

Para la causa de los Hornets sería de mucha ayuda, ya que si de algo ha adolecido este equipo es a nivel defensivo, y precisamente Minaya llegó a promediar más de 5  rebotes por partido en sus 5 temporadas universitarias.

El otro jugador a seguir ahora en las filas de Charlotte es Lionel Jr. Figueroa, ex compañero de Chris Duarte en Oregon, y quien estuvo con los Golden State Warriors en el verano pasado y terminó formando parte de la plantilla de G League, Santa Cruz Warriors.

Jean Montero también es uno de los dominicanos con mayor proyección dentro del mundo del baloncesto, considerado como uno de los primeros 'picks' del Draft, pero sorpresivamente no fue elegido el pasado 23 de junio. Por ende, fue anunciado como un miembro del roster de los New York Knicks, al firmar un contrato  denominado ‘Exhibit-10’ que ofrece un salario mínimo no garantizado pero puede ganar una bonificación de hasta $50,000 si al no hacer el equipo grande pasa al filial de los Knicks en la G-League.

Sin duda alguna, el talento quisqueyano ha logrado abrirse paso dentro de un muy difícil entorno como lo es el baloncesto estadounidense; el objetivo es poder adaptarse allí y seguir los pasos de un Al Horford que aún a sus 36 años ha brillado en instancias decisivas de la NBA.