Poco más de treinta años después, la rivalidad que llegaron a protagonizar los Detroit Pistons, denominados 'Bad Boys' en la década de los 80, junto con los Chicago Bulls de un joven Michael Jordan, pareciera salir de nuevo a flote. Considerada como una de las confrontaciones más duras de la NBA en las que ambos equipos llegaron a enfrentarse en más de una ocasión en las finales de la conferencia del Este.

Una rivalidad que comenzó durante el Juego de Estrellas de 1985, en donde se observó que Thomas claramente le negó el balón a Jordan durante todo el juego; esto según una historia publicada por el diario "The Inquisitr" que el propio Thomas resaltara en su cuenta de Twitter.

El propio Jordan en una entrevista a la revista Playboy en 1992 reveló que justo aquella noche comenzaron las malas vibras entre ambos, ya que considera que se sintió ignorado y desplazado en aquel partido. “Si regresas y miras la película, puedes ver que Isiah en realidad estaba haciendo eso, incluso comenzó a correr la voz de que me estaba congelando”.

Justo después de esa noche, Pistons y Bulls se enfrentaron y Jordan le pudo devolver el favor a Thomas haciéndolo sentir en un verdadero infierno, con una jornada de 49 puntos y llevándose la victoria; era evidente la sed de revancha de MJ ese día.

Jordan también se dedicó a narrar parte de esta historia en el documental "The Last Dance" publicado por ESPN en el 2020, enfocado en su carrera al éxito comenzando justamente con estos duelos con los Pistons; sin embargo, Thomas ha salido al frente negando en varias ocasiones ese suceso del Juego de Estrellas, incluso llegando a retar a MJ a que salga y diga realmente lo sucedido.

"Deja de mentir, esta historia no es objetiva ni precisa, di la verdad, hombre", le escribió Thomas en Twitter. De igual forma, Thomas agregó: "Dr. J (Julius Irving), Moses Malone, Larry Bird, Sidney Moncrief y yo no te congelamos. Si la memoria no me falla, estuve lesionado la mayor parte de la segunda mitad y Bird tenía la nariz rota. 'Magic' Johnson y Ralph Sampson dominaron el juego".

Esto también derivó en una supuesta amenaza que hiciera Jordan a la NBA de no asistir a los Juegos Olímpicos de 1992, cuando formaron el famoso 'Dream Team', si Thomas era convocado por el entonces entrenador del seleccionado estadounidense, Chuck Daly, en un momento donde Isiah pasaba por un muy buen momento con su equipo.

Una verdadera lástima que luego de muchos años, aún se mantenga esta mala relación entre par de leyendas del mejor baloncesto del mundo; de igual forma, mucho se comenta que de no ser por esa mala experiencia con Thomas, Michael Jordan no hubiese sido lo que fue años más tarde.