Si ha habido un equipo al cual se le ha considerado como un posible destino para el alero Kevin Durant, es sin duda Golden State Warriors, conjunto en donde ya tiene buenos antecedentes al ganar las finales de la liga en 2017 y 2018 junto con Stephen Curry, siendo galardonado en ambas ocasiones como el MVP.

No es ningún secreto que desde que la 'tarántula' expresara su deseo público de salir de la franquicia de los Brooklyn Nets, se ha visto convulsionado por completo el actual mercado de transferencias en la NBA, impidiendo incluso algunas transacciones importantes por parte de otros equipos que desean completar su nómina para la próxima temporada.

No es menos cierto que un potencial regreso de Durant a las filas del conjunto de la bahía de San Francisco sería algo muy atractivo para la liga y sin lugar a dudas elevaría las posibilidades de obtener un nuevo bicampeonato; sin embargo, esto pareciera que no está dentro de las prioridades de la directiva de los Warriors.

Al menos, es lo que ha dejado ver su actual 'general manager' Bob Myers, en una entrevista ofrecida al periodista Mark Medina del portal NBA.com, enfatizando que se ha sentido satisfecho con lo logrado por su actual plantilla y donde se encuentra en este momento su equipo.

"Quiero darle a estos muchachos la oportunidad de hacerlo de nuevo (luchar por el anillo). Es un buen grupo. Somos afortunados por ello. Realmente estuvimos persiguiendo esto desde el año pasado. Ahora seremos nosotros los perseguidos, lo cual no pensé que seríamos. Ya veremos cómo se desarrollo todo pero creo que podemos manejar esto", afirmó el ejecutivo.

Con estas declaraciones, se puede excluir del círculo de pretendientes de Durant a los Warriors, algo que no resulta muy sorprendente en un equipo que recién acaba de lograr un campeonato, y por el contrario aspira a seguir cosechando éxitos brindando oportunidades a jugadores jóvenes, algunos de ellos ya se han mostrado en la pasada NBA Summer League, como por ejemplo el dominicano Lester Quiñones.

Esta novela del futuro destino de Kevin Durant pareciera picar y extenderse, sin poder verle un final cercano; algo similar ocurre con el también jugador de los Nets, Kyrie Irving, a quién se le ha vinculado entre otros con los Lakers, siendo LeBron James uno de los promotores para que esto pueda concretarse.