12 julio 2022

Más de 160,000 detenidos en 15 días de patrullaje híbrido

Listin Diario

La República martes, 12 de julio de 2022

Depuración. Cuando las patrullas depuran las personas retenidas, los que están limpios se despachan, mientras otros son enviados a la justicia.

  • Más de 160,000 detenidos en 15 días de patrullaje híbrido

    Fruto de los operativos han quedado detenidos 1,696 por distintos delitos. ARCHIVO/LD

Helenny Amparo
helenny.amparo@listindiario.com
Santo Domingo, RD

De cerca de 1,000 interceptados en la primera semana, a 166,497 entre el 21 de junio y 5 de julio, así ha evolucionado la cifra de ciudadanos detenidos para fines de investigación en el marco del operativo de patrullaje mixto desplegado desde el 2 de junio en los barrios del territorio dominicano.

Parar, requisar y pal camión, si así se hace necesario, es un procedimiento a través del cual se realizan las depuraciones que hacen que la lista de detenidos aumente o no.

De acuerdo con los datos que figuran en los reportes sobre el avance y resultado de la supervisión híbrida, al menos 168,107 personas han sido detenidas.

¿Qué pasa tras la detención?

Sin embargo, resultar detenido, durante el desarrollo de los operativos no se traduce en apresamientos permanentes.

Según explicó el director de Comunicaciones de la Policía Nacional, coronel Diego Pesqueira, los activos policiales y militares que salen a custodiar realizan inspecciones y si hay algún ilícito (armas o falta de documentación) la persona queda detenida.

“Lo detienen provisionalmente, cuando llevan los papeles, los despachan”, específico, Pesqueira al tiempo que agregó que desde mediados de junio hasta inicios de julio, de los 166,497 registrados, 21,374 avanzaron a una etapa de investigación, quedando detenidos 1,696 por distintos delitos.

Asimismo, refirió que 889 personas de ese grupo fueron detenidas por personal de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD). 

Factores

En su objetivo de combatir la delincuencia y buscar reducir la criminalidad, los operativos también decomisan sustancias narcóticas, vehículos y armas ilegales o caseras, así como certificar estatus migratorios.

Inicio

La estrategia de seguridad ciudadana inició luego de que el presidente Luis Abinader advirtiera a los delincuentes, que llevan intranquilidad a las comunidades, sectores y barrios, que “serán buscados por la Policía Nacional donde se encuentren”.

Inicio del operativo

Cumpliendo con la disposición del presidente Luis Abinader de enfrentar la delincuencia, la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas iniciaron la tarde de ayer los operativos conjuntos “Mi país seguro”, con la finalidad de devolver la paz y la tranquilidad a los domini­canos.

Al cuerpo policial le fueron sumados más de mil soldados de las Fuerzas Armadas, repartidos en los barrios del Gran Santo Domingo y provincias del interior del país, donde los actos delictivos ocurren a cualquier hora del día o la noche.

A cada general, tanto de la Policía como de las Fuerzas Armadas, le fue asignada una zona, la cual deben inspeccionar.

La orden de Abinader

Tras encabezar una reunión con el Consejo de la Policía Nacional, el mandatario enfatizó que el Gobierno no va aceptar una paz mafiosa, donde se hacen acuerdos para mantener la tranquilidad y especialmente con lo que tiene que ver con los hechos del narcotráfico.

“Este Gobierno está trabajando y seguirá trabajando para que haya una verdadera paz y tranquilidad basada en el respeto a los derechos humanos, pero también en la firmeza de nuestras fuerzas del orden en llevar paz, tranquilidad y que nuestros ciudadanos se puedan sentir seguros en las calles y en sus casas”, manifestó el presidente Abinader.

“Les pido a aquellos que están actuando en nuestros barrios, nuestros sectores, llevando intranquilidad, que se entreguen de una manera pacífica porque si no, se le buscará dónde estén”, añadió el jefe de Estado. 

EN PUNTOS

Estratégicos.

Los operativos fueron instalados en puntos estratégicos, donde apresaron a cientos de personas que fueron encontradas portando armas de fuego, armas blancas, consumiendo estupefacientes, en reyertas y otros delitos que rompen con la paz de los barrios.