26 julio 2022

Una familia en Florida compró un auto eléctrico usado en $11,000 y ahora requiere batería de reemplazo que cuesta $14,000

Una familia tuvo una mala experiencia con un vehículo eléctrico pues la batería costaba más qu el mismo auto.
Una familia tuvo una mala experiencia con un vehículo eléctrico pues la batería costaba más qu el mismo auto.
FOTO: SHUTTERSTOCK

Los autos eléctricos tienen fama de ser económicos por no gastar gasolina, pero su precio cuando son nuevos no son baratos y cuando se trata de refacciones pueden presentarse sorpresas como la sucedida a una familia de San Petersburgo, Florida.

Según cuenta el sitio Kvue, Avery Siwinski, una joven de 17 años, estaba emocionada porque su familia le compró un auto eléctrico en $11,000 dólares para transportarse a la escuela. Era un Ford Focus eléctrico modelo 2014, con 60,000 millas.

Al principio todo era felicidad para Avery, pues iba y venía a la escuela con auto propio y estaba encantada hasta que después de seis meses el auto dejó de funcionar.

La conductora comenta que en marzo la unidad comenzó a emitir un mensaje de alerta en el tablero hasta que se descompuso. Lamentablemente la familia pasaba por momentos difíciles, porque el padre de Avery acababa de fallecer de cáncer de colón.

Su abuelo, Ray Siwinski, intervino para tratar de solucionar los problemas del automóvil y encontraron que se trataba de un problema común en este tipo de modelo.

Llevaron el auto a arreglar a un taller autorizado: “El concesionario Ford nos había informado que podíamos reemplazar la batería”, dijo el abuelo. “Solo costaría $14,000” (sin incluir costos de instalación y mano de obra), lo que representaba una cifra más cara de lo que costó el auto originalmente.

Luego de semanas de investigación, Ray Siwinski encontró que no hay otras opciones para arreglar el auto: “Luego descubrimos que las baterías ni siquiera están disponibles”.

De tal manera que aunque estuvieran dispuestos a pagar la cantidad que fuera no podrían conseguir la batería.

“Resulta que este es un problema bastante común para este auto en particular”, comentó Ray Siwinski.

El hecho se ha informado a Ford Auto Nation en el condado de Pinellas durante los últimos meses. Ray compartió que Auto Nation se ofreció a comprarle el auto por $500 dólares.

“Si está comprando uno nuevo, debe darse cuenta de que no hay un mercado de segunda mano en este momento porque los fabricantes no están respaldando los autos, dijo Siwinski.

La recomendación del abuelo de Avery es investigar antes de comprar esta clase de autos, ya que puede terminar costando más de lo que se cree.