La Fórmula 1 tiene en claro que para captar cada vez más fanáticos, la forma más efectiva es llevar las carreras a nuevos destinos. Y Estados Unidos se convirtió en una diamante en bruto en las últimas temporadas, gracias a la compra de la competición por parte de Liberty Media y de producciones como Drive To Survive.

El aumento de público estadounidense, históricamente un hueso mu duro de roer en décadas anteriores, hizo que la demanda de carreras de la categoría reina también lo haga. Y la F1 cumplió. Con el Gran Premio de Estados Unidos en Austin establecido hace años, se agregó para este año el Gran Premio de Miami y el año que viene Las Vegas volverá a recibir una carrera oficial de la categoría.

El regreso de Las Vegas al calendario (albergó fechas durante la década del ochenta) se hace en un contexto en el que el marketing que genera la Fórmula 1 actualmente en el país norteamericano es totalmente favorable al que puede generar la "Ciudad del Pecado".

El circuito urbano, que incluirá la mundialmente famosa calle "Strip" (La Franja) donde se albergan los casinos más reconocidos de la ciudad, tendrá un contrato de cinco años a partir del 2023 y todo indica que se correrá en noviembre, siendo así la penúltima carrera del calendario antes de que los equipos viajen a Abu Dhabi para finalizar el campeonato.

El contrato se compromete a mantener esa misma franja durante los cinco años de duración, con un horario nocturno que se planificará más adelante, pero no más tarde de las 01:30 horas de la madrugada en horario local en cada día de actividad.

El documento también establece las condiciones comerciales del evento, así como las bases para la construcción y el mantenimiento del circuito urbano temporal, donde se incluyen 900 comisarios, 1.200 extintores, 15 grúas y 18 ambulancias.

Cabe destacar que el mercado estadounidense tiene la intención de tener sus tres carreras bien distribuidas en el calendario, por lo que teniendo a Miami al comienzo de la temporada y a Austin luego del receso de verano, lo más probable es que Las Vegas sea el escenario ideal para ubicarse en el cierre de la temporada como uno de los eventos que pueden definir el Campeonato Mundial